Modificar la dieta para reducir los gases en el embarazo

Modificar la dieta para reducir los gases durante el embarazo

La mayoría de los gases en el estómago se producen al tragar aire y normalmente se liberan al eructar. Por otro lado, los que causan flatulencia se producen cuando las bacterias en el intestino grueso descomponen la comida que no fue digerida totalmente.

Las proteínas y las grasas no son los que más gases producen. Además las grasas, debido a que hacen más lenta la digestión, pueden contribuir a que sientas el estómago algo hinchado.

También hay que decir que cada persona es un mundo, por eso lo que a una persona le produce gases quizá a otra no.

Por ello la mejor manera de reducirlos es modificar aquellos alimentos que son más probables que los originen. Ya que la mayoría de las comidas que provocan los gases, son las grasas, si reduces el consumo de estos alimentos te será sumamente fácil seguir una dieta equilibrada.

Lo primero que deberías sustituir son los judias, la col, la coliflor, las coles de Bruselas, el brócoli y los espárragos. Estos alimentos provocan gases estés o no embarazada, debido a la azúcar rafinosa que contienen. Las cebollas, puerros, peras, manzanas, alcachofas, frutos secos, así como en la miel y el trigo contienen demasiada fructosa (tipo de azúcar) y también generan estas molestias.

Obviamente todos los refrescos con gas provocan gases. Además están endulzados con fructosa, lo que agrava las molestias y hacen que tengan un gran número de calorías vacías.

La pasta y las patatas contienen almidón, lo que a algunas personas les provoca gases y también algunos alimentos ricos en fibra como la avena, el salvado o algunas frutas.

Si eres intolerante a la lactosa, ya sabrás antes del embarazo que los lácteos te causan estas molestias. Si no lo eres, puede ser que si aumentas el consumo drástico de estos productos te produzcan gases. Para evitar este problema, busca en el supermercado leche sin lactosa o leche de soja fortificada con calcio. Si no bebes ninguna clase de leche, probablemente necesites tomar un suplemento de calcio.

Lo que recomendamos desde aquí es llevar un diario de comidas. Apunta día a día los alimentos que vas eliminando o modificando por otros. Así podrás comprobar si verdaderamente la ración que descartaste era realmente provocadora de gases.

Más información: español.babycenter.com
Foto: VWC Photography l Val

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...