Mapa celular del interfaz materno-fetal, herramienta para evitar las complicaciones del embarazo temprano

Una investigación ha permitido desarrollar el Atlas de las células del embarazo temprano, se trata de un mapa celular del interfaz materno infantil que permite comprender cómo funciona el sistema inmunitario de la madre a la hora de aceptar el desarrollo de las células de la placenta para facilitar el embarazo.

Analisis de la interface materno-fetal

Un grupo de investigadores británicos de la Universidad de Newcastle, la Universidad de Cambridge y el Instituto Wellcome Sanger, ha desarrollado un mapa celular del interfaz materno-fetal, una herramienta para evitar las complicaciones del embarazo temprano, concretamente muestra las posibles claves que pueden evitar algunos de los problemas comunes que se producen al inicio de la gestación, lo que facilita poder desarrollar un embarazo libre de complicaciones que pueda llegar a término.

En este mapa celular se han mapeado más de 70.000 transcriptomas procedentes de células sanas individuales localizadas en la unión entre el útero y la placenta, que se recogieron entre la sexta y decimocuarta semana del embarazo mediante técnicas genómicas y bioinformáticas. Con este estudio se ha demostrado, por ejemplo, cómo la función del sistema inmunitario materno se ve afectada por las células de la placenta en desarrollo, mostrando como las células se comunica entre sí para modificar la respuesta inmune y facilitar el embarazo.

La investigación muestra los estados celulares nuevos e inesperados en el útero y la placenta, así como los genes que se activan en cada célula, facilitando la comprensión de los mecanismos que favorecen un embarazo de éxito, o lo que puede salir mal derivando en un aborto espontáneo o en problemas como la preeclampsia. Los expertos explican que tener un embarazo saludable puede ser complicado en ocasiones, muchas mujeres sufren un aborto espontáneo o sus bebés mueren antes de nacer, la raíz de estos problemas se encuentra en las primeras semanas del embarazo, justo durante la formación de la placenta.

Los investigadores explican que se desarrolla una placenta que rodea al feto y que se encuentra en el útero para proporcionarle nutrientes y oxígeno, esta placenta está en contacto con la madre en el lugar donde se implanta en el revestimiento del útero, lo que se conoce como la decidua, a fin de crear el suministro de sangre para la placenta. Esta investigación sobre la interfaz entre la madre y el feto, podría ayudar a responder muchas preguntas vitales, incluso determinar cómo se modifica el sistema inmunológico de la madre, facilitando la coexistencia con el feto, algo que hasta la fecha no se ha estudiado detenidamente.

Los expertos han descubierto que las células fetales y maternas utilizan señales concretas para comunicarse entre sí, comunicación que permite que el sistema inmunitario de la madre favorezca el crecimiento fetal. Comprender esta comunicación, así como otros procesos, tiene también implicaciones en el estudio del cáncer, ya que se cree que las células tumorales pueden usar mecanismos similares a fin de evitar el sistema inmunológico, extrayendo un nuevo suministro de sangre que proporciona nutrientes y oxígeno que favorecen el crecimiento tumoral.

El denominado Atlas de las células del embarazo temprano permitirá cambiar la comprensión del desarrollo saludable, así como la comprensión de cómo las células de la placenta y las células maternas se comunican entre sí para apoyar el embarazo. Se puede decir que se ha descubierto la punta del iceberg, queda mucho por estudiar y los resultados arrojarán más luz sobre cómo se desarrollan algunos trastornos del embarazo.

Podéis conocer todos los detalles de este trabajo a través de este artículo publicado en la página del Instituto Wellcome Sanger, y en este artículo de la revista científica Nature.

Foto | Eugenia y Julian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...