Los suplementos de vitamina D en el embarazo pueden prevenir el asma infantil

Según los resultados obtenidos por una investigación desarrollada en Inglaterra, los suplementos de vitamina D en el embarazo mejoran la respuesta del sistema inmune del recién nacido, pudiendo prevenir el asma infantil y otro tipo de infecciones respiratorias. Este es el primer estudio que determina que la suplementación es efectiva, ya que anteriormente se investigó la forma natural de vitamina D.

Asma infantil: prevención

A lo largo de los últimos años hemos conocido numerosos estudios sobre la importancia de la vitamina D en el embarazo. Un correcto nivel de esta vitamina contribuye al correcto desarrollo óseo del feto, mejora el desarrollo cerebral en los fetos y los procesos cognitivos en los futuros bebés, y también contribuye en la prevención de alergias y enfermedades como el asma.

Recordemos que hace unos días nos hacíamos eco de esta investigación realizada por científicos coreanos del Centro de Salud Ambiental para el asma de la Korea University Medical Center, en la que se ratificaba que la deficiencia de esta vitamina se relaciona con un mayor riesgo de asma en los niños. Pues bien, hoy conocemos una investigación desarrollada por expertos del Kings College de Londres (Inglaterra) que concluye que los suplementos de vitamina D en el embarazo pueden prevenir el asma infantil.

La investigación se ha centrado en los suplementos de vitamina D, algo que no se estudió en el mencionado estudio coreano, por lo que los resultados complementan los obtenidos en ese estudio. Los expertos explican que estos suplementos tomados en el embarazo, pueden modificar de forma positiva el sistema inmunológico del recién nacido, incrementando su protección frente a las infecciones respiratorias y enfermedades como el asma.

En este trabajo se realizó un seguimiento a 51 mujeres embarazadas que fueron divididas en dos grupos, uno recibió un suplemento de 4.400 UI de vitamina D3 durante el segundo y tercer trimestre del embarazo, el otro tomó la cantidad que se recomendada por los sistemas de salud y que se establece en 400 UI diarias. Se pretendía analizar el efecto que tendrían ambas suplementaciones en el sistema inmunológico de los recién nacidos.

Las participantes fueron asignadas al azar en los dos grupos cuanto estaban embarazadas de entre 10 y 18 semanas, al finalizar la suplementación y dar a luz, los expertos tomaron muestras de sangre del cordón umbilical para poder determinar la capacidad de respuesta del sistema inmunológico de los bebés. Se constató que los bebés de madres que recibieron la mayor suplementación de vitamina D tuvieron una mejor respuesta y defensa ante una posible infección. Dada la respuesta inmune, se cree que el riesgo de sufrir asma se reduciría notablemente, teniendo los bebés una mejor salud del sistema respiratorio.

Es el primer estudio en el que se demuestra que un aumento de los niveles de vitamina D en el embarazo, altera de forma efectiva la respuesta del sistema inmune de los recién nacidos. Los expertos consideran que los estudios futuros sobre la vitamina deben considerar el impacto a largo plazo en la inmunidad del bebé, evidenciando que se va a seguir trabajando en este tema para conocer concretamente todos los beneficios que puede proporcionar la suplementación durante la gestación. Podéis conocer más detalles de esta investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Foto | Chronic-shock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...