Los suplementos de aceite de pescado rico en omega 3 durante el embarazo puede reducir el riesgo de alergia en los niños

Una investigación sueca concluye que es interesante que las futuras mamás tomen suplementos de aceite de pescado rico en omega 3 durante el embarazo para prevenir la aparición de alergias en los bebés, ya sean de tipo alimentario o de otra índole. Según los resultados del estudio, la incidencia de este tipo de alergias se redujo notablemente al tomar el suplemento.

Suplementos de ácidos grasos omega 3

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Linköping (Suecia), concluye que tomar durante el embarazo suplementos de aceite de pescado rico en omega 3, puede reducir el riesgo de alergia en los niños. Los expertos explican que este suplemento tomado durante la gestación y la lactancia, incrementa los valores de ácido eicosapentaenoico y ácido docosahexaenoico, dos tipos de ácidos grasos poliinsaturados esenciales de la serie omega.

Los investigadores explican que el incremento observado de este tipo de ácidos en el calostro y en la leche materna temprana, se asoció con una menor incidencia de las alergias, ya sean alimentarias o de otro tipo en los lactantes. También se aprecia que no basta con tomar el suplemento durante el periodo de lactancia, ya que no ofrece los beneficios esperados, siendo necesario tomarlo desde el momento de la concepción.

Hablando del eccema, un problema cuya incidencia se puede reducir si las futuras mamás toman aceite de pescado rico en omega 3, en el estudio se apunta que para prevenir esta enfermedad atópica, madres y niños deben tomar dosis elevadas de ácidos grasos omega 3 para poder alcanzar el nivel que se encuentra en el calostro si la suplementación la realiza la madre desde el embarazo, esto demuestra que es necesario que el suplemento se tome durante la gestación.

La prevalencia de las alergias aumenta año tras año en todo el mundo, teniendo en cuenta los resultados de este estudio que muestran el efecto protector del ácido eicosapentaenoico y el ácido docosahexaenoico, así como otros estudios que concluyen que ofrecen numerosos beneficios, como por ejemplo la reducción del riesgo de parto prematuro, la pregunta que ahora se formula es qué dosis de omega 3 se debe recomendar a las futuras mamás.

Volviendo al estudio, en él participaron 95 mujeres embarazadas con antecedentes familiares de enfermedades alérgicas. Las mujeres se dividieron en dos grupos, uno tomó un placebo, y el otro un suplemento diario de omega 3 formado por 1’6 gramos de ácido eicosapentaenoico y 1’1 gramos de ácido docosahexaenoico, desde la semana 25 del embarazo y hasta el tercer mes de lactancia materna.

Los resultados mostraron que se incrementó en el calostro y en la leche materna temprana el nivel de estos ácidos de forma significativa, y ninguno de los bebés desarrolló problemas de alergia. El estudio se ha realizado debido a la controversia existente en la relación entre los niveles de ácidos grasos omega 3 en la leche materna y el riesgo de desarrollar una enfermedad alérgica, tema del que se han realizado varios estudios con resultados dispares.

Los investigadores consideran que su estudio parece demostrar la existencia de una relación causal, quedando probado que el suplemento durante el embarazo aumenta los niveles de los dos ácidos citados en la leche materna, y reduce la incidencia de alergias en los bebés. De todos modos, reconocen que es necesario corroborar los resultados obtenidos por otros estudios independientes que analicen los beneficios de los suplementos de los ácidos grasos omega 3 durante el embarazo, así como la dosis recomendada y el tiempo de ingesta, para una total efectividad en la prevención.

Los futuros estudios deberían tener en cuenta los resultados de otras investigaciones relacionadas con el tema, al respecto, merece la pena retomar la lectura de este post en el que un estudio concluía que era mejor no tomar de forma simultánea suplementos de ácido fólico y omega-3 en el embarazo, ya que podría provocar que la interacción entre ambos compuestos derivara en menores beneficios para los futuros bebés.

En fin, esperaremos esos nuevos estudios para conocer más detalles sobre los beneficios del ácido omega 3 y qué dosis son las recomendadas. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Acta Pediátrica.

Foto | freestocks.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...