Los riesgos de la mujer embarazada

En este post, hablaremos de los riesgos que debe enfrentar una mujer embarazada. Enfermedades, sustancias tóxicas, edad, son algunos de ellos.
Conocerás cuales son todos los riesgos y las medidas que debes tomar para evitarlos, todo en este interesante artículo.

El embarazo también conlleva una serie de riesgos

El embarazo también conlleva una serie de riesgos

Cuando la mujer se entera de que está embarazada, generalmente comienza a desterrar de su vida, aquellas cosas que pueden poner en riesgo la continuidad de su embarazo y que puedan ocasionar problemas en la salud de su bebé.

Con esto, nos referimos al consumo de alcohol, de ciertas drogas y medicamentos, de cafeína en exceso y del tabaco, como principales hábitos que pueden traer una complicación en el embarazo o provocar defectos o enfermedades en el bebé.

Otro de los factores de riego para una mujer embarazada, está relacionado con los rayos X, las radiaciones emitidas por las radiografías, ya que una exposición a los mismos, puede provocar malformaciones en el feto. Por este motivo no se recomienda a una mujer embarazada someterse a un estudio de este tipo en cualquier estadío de su embarazo, ni siquiera permanecer cerca de una sala de radiografías acompañando a otra persona.

Otro de los riesgos de la embarazada, tiene que ver con su edad. Por ello, los embarazos en una mujer de más de 40 años, son considerados como embarazos de riesgo.

El aborto espontáneo y anomalías cromosómicas como las que se producen en el Síndrome de Down, son los riesgos más frecuentes en las mujeres que se embarazan después de los 40 años.

Esto no quiere decir que necesariamente surjan complicaciones, pero los riesgos de que éstas ocurran, son más altos que en una mujer más joven, por ello, son embarazos que requieren un seguimiento más exhaustivo que los habituales.

Por su parte, el embarazo en niñas o adolescentes, también es considerado de riesgo, y pueden presentar complicaciones prenatales asociadas con la preclampsia (hipertensión inducida por el embarazo), riesgos de parto prematuro, como así también dificultades en el momento del parto, por sufrimiento fetal o desproporción feto-pélvica.

Las sustancias tóxicas o contaminantes, también pueden hacer peligrar un embarazo, por lo tanto, debes evitar su inhalación o contacto con la piel.

Los riesgos de sufrir un parto prematuro debido a enfermedades como preclampsia, presión arterial alta, diabetes, etc., también son situaciones de riesgo en la mujer embarazada.

Otro de los cuidados que una mujer debe tener en cuenta, está relacionado con el riesgo de contraer ciertas enfermedades en el transcurso de su embarazo, sobre todo en el primer trimestre del mismo, como por ejemplo la toxoplasmosis, rubéola y otras enfermedades eruptivas.

Ahora que conocer los riesgos, podrás tomar las precauciones necesarias, para tener un embarazo saludable, y por supuesto, no dejes de hacerte los controles periódicos, según te lo vaya indicando tu doctor.

Foto: Mac 2014

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...