Los movimientos del bebé

Quizá los vídeos sobre los movimientos del bebé en el seno materno que os presentamos son cortos, pero muestra unos movimientos claros y contundentes. Muchas mujeres embarazadas se llenan de regocijo cuando experimentan por primera vez los movimientos del bebé, al principio son movimientos poco perceptibles, pero a medida que avanzan las semanas del embarazo se hacen más notorios.

Es especialmente al inicio del tercer trimestre del embarazo cuando la actividad del feto es sorprendente, a partir de la 29ª semana del embarazo los movimientos fetales pueden llegar incluso a despertar a la futura mamá si está durmiendo, los movimientos del bebé están sujetos a la percepción de su entorno y la libertad de movimientos que posee. En esta semana el feto tiene un tamaño aproximado de 39 centímetros y su peso es de unos 1.150 gramos.

Semana a semana la falta de espacio empieza a ser notoria, en la 33ª semana de embarazo el feto pesa casi dos kilos y su tamaño es de unos 44 centímetros, posiblemente ya se ha colocado en la posición de parto adecuada (presentación cefálica) y tiene mayor capacidad de movimiento en las extremidades inferiores, los giros o las patadas son movimientos muy llamativos e impactantes, los movimientos del bebé llenan de gozo y alegría.

El feto reacciona ante los estímulos externos, unas dulces palabras bastan para que se mueva, durante las últimas semanas se combinan periodos de extrema actividad con periodos de sueño y tranquilidad. En la 36ª semana de embarazo los movimientos empiezan a reducirse, algo obvio teniendo en cuenta que su peso es de 2.600 gramos y mide 48 centímetros, se encuentra oprimido en su entorno y no se mueve tanto como en semanas anteriores, sin embargo, los movimientos del bebé son significativos y se pueden reconocer visualmente las piernas, los pies o las manos, hasta el punto de formar un relieve en la barriga.

En la 38ª semana del embarazo el feto ya está maduro y en cualquier momento podrían iniciarse las señales de parto, recordemos que aproximadamente en un plazo de dos semanas más tendría que producirse el parto. Muchas madres asocian el movimiento fetal a la salud del bebé y cuando llegan las últimas semanas, en algunos casos los bebés apenas se mueven y preocupan a las madres, por fortuna, la monitorización fetal que realizan los especialistas desvela el buen estado de salud del bebé y tranquiliza a la madre.

Por otro lado, cuando el bebé muestra un largo periodo de inactividad, los especialistas aconsejan estimular al feto mediante suaves movimientos en el abdomen o tomando algún alimento rico en glucosa, los movimientos delatarán su buen estado. Si a pesar de estas medidas no se aprecian movimientos, será necesario acudir al centro médico para descartar cualquier problema. En la 40ª semana del embarazo el feto está perfectamente formado y desarrollado y todavía se puede apreciar alguna que otra patadita, la futura madre se enfrenta al ansiado momento, el parto está a punto de iniciarse.

Todas las madres recuerdan los movimientos del bebé, es algo que se queda grabado de por vida, un recuerdo muy agradable del embarazo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...