Los fetos podrían sentir dolor a partir de las 13 semanas de gestación

Según un estudio titulado “Reconsiderando el dolor fetal”, los fetos podrían sentir dolor a partir de las 13 semanas del embarazo. Los autores proporcionan varios argumentos, pero el principal es que las proyecciones talámicas en la subplaca cerebral que aparecen alrededor de las 12 semanas de gestación, son equivalentes a las proyecciones talamocorticales que aparecen alrededor de las 24 semanas del embarazo, momento en el que se cree que los fetos pueden sentir dolor.

Cuando siente el feto dolor

Hoy conocemos un estudio realizado por expertos de la Universidad Nacional de Singapur y la Clínica Médica Conner Troop, en el que se concluye que los fetos podrían sentir dolor a partir de las 13 semanas de gestación, cuestionando la opinión de que los fetos no sentían dolor hasta la semana 24, afirmación basada en indicios y suposiciones con la que no todos los científicos estaban de acuerdo.

Los expertos comentan que el dolor fetal ha sido durante mucho tiempo un tema polémico, en parte, porque se ha citado como una razón para evitar la interrupción del embarazo, argumento rebatido hasta la fecha por los científicos al considerar que para sufrir dolor era necesario que el sistema talamocortical (unidad funcional cerebral compuesta por fibras nerviosas aferentes y eferentes que conectan el tálamo con la corteza cerebral) debería ser funcional y estar plenamente operativo.

Dado que tanto la corteza cerebral es operativa a partir de las 24 semanas y que el sistema talamocortical se desarrolla a partir de ese periodo, algunos informes descartaban el dolor fetal en los dos primeros trimestres del embarazo. Antes de hablar del estudio hay que decir que los dos expertos que lo han desarrollado, tienen opiniones muy diferentes sobre la moralidad del aborto, uno está a favor y el otro en contra, por lo que el estudio adquiere un gran valor, ya que se ha realizado independientemente de los puntos de vista morales.

Los expertos comentan que la evidencia neurocientífica actual socava la necesidad de la corteza para experimentar dolor, incluso si la corteza se considera necesaria para la experiencia del dolor. Pero ahora existen según ellos, evidencias de peso que indican que las proyecciones talámicas en la subplaca cerebral que aparecen alrededor de las 12 semanas de gestación, son funcionales y equivalentes a las proyecciones talamocorticales que aparecen alrededor de las 24 semanas de gestación.

De ratificarse los resultados, serían un argumento de peso para quienes se oponen al aborto apuntando al dolor fetal, por cierto, recordemos que en el Estado de Utah (Estados Unidos) se aprobó una ley para anestesiar a los fetos en los procesos de aborto a partir de las 20 semanas de gestación, a fin de minimizar el dolor que se les podría causar. Los datos de la investigación quizá harían modificar esta ley, e incluso replantear el aborto con anestesia de forma generalizada. Hay que decir que sobre la anestesia para los fetos durante los abortos se habla desde hace bastante tiempo, recordemos lo que comentaba Natalia López Moratalla, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra.

Los investigadores afirman que la evidencia neurocientífica respalda que los fetos sienten dolor antes de las 24 semanas de gestación, por lo que plantean la necesidad de introducir en los abortos la anestesia fetal. El estudio es extenso y está bien argumentado, pero, de todos modos, es necesario seguir investigando y determinar si realmente las proyecciones talámicas en la subplaca cerebral son equivalentes a las proyecciones talamocorticales que aparecen alrededor de las 24 semanas del embarazo.

El estudio se titula «Reconsiderando el dolor fetal» y toma como referencia una amplia lista de investigaciones relacionadas con el desarrollo nervioso y cerebral del feto, el dolor, el desarrollo de las neuronas en la subplaca cerebral y las conexiones talamocorticales en el cerebro, etc. Os recomendamos acceder al artículo y leerlo para tener una idea más clara de las implicaciones científicas y morales de la investigación.

Foto | Lunar Caustic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...