Los bebés aprenden a reconocer palabras en el vientre materno

Un estudio muestra que los bebés memorizan sonidos repetitivos que reciben desde el exterior cuando están en el vientre materno, estos son recordados y pueden ser reconocidos tras el nacimiento.

Desarrollo fetal

Según un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia), los bebés aprenden a reconocer palabras en el vientre materno, los expertos explican que el feto puede oír los sonidos del mundo exterior y recordarlos tras el nacimiento. Puede parecer improbable que los fetos puedan escuchar y entender lo que un padre dice en el exterior, estos sonidos activan el procesamiento cerebral especialmente durante el último trimestre del embarazo, oyen perfectamente el ritmo del habla y de la música. Ya en el año 1988 un estudio sugería que los recién nacidos eran capaces de reconocer el tema musical de la telenovela favorita de su madre, este tema había sido escuchado en reiteradas ocasiones desde el interior del vientre materno.

Estudios más recientes han intentado determinar el grado de aprendizaje fetal y determinan que los recién nacidos están familiarizados con los sonidos del habla de sus padres, uno de esos estudios mostraba que otros idiomas que no eran de los padres, eran percibidos por los bebés como desconocidos. Los estudios basados en el comportamiento y aprendizaje de los recién nacidos son complicados y difíciles de probar, por ello los expertos decidieron colocar a los bebés unos sensores EEG, es decir, realizaron una electroencefalografía para registrar la actividad eléctrica cerebral y ver si las zonas del cerebro donde se alojan los recuerdos se activaban.

Los expertos explican que la repetición de las palabras origina un formato recuerdo, la zona cerebral de los recién nacidos se activa cuando se escuchan esas palabras. Esta memoria facilita y acelera el reconocimiento de los sonidos de la lengua materna y la actividad cerebral resultante se puede llegar a detectar incluso si el bebé está dormido. En la nueva investigación, los expertos proporcionaron a un grupo de mujeres embarazadas una grabación que debían activar varias veces por semana durante los últimos meses del embarazo, en ella aparecía una palabra inventada “tatata” acompañada de una melodía, se modificó la tonalidad y el sonido vocal de la palabra. También realizaron un seguimiento a un grupo de control que no llevó a cabo el experimento de la grabación.

Hasta que los bebés nacieron, habían escuchado la palabra inventada una media de 25.000 veces, los investigadores procedieron a monitorizar a los bebés y determinaron que estos eran capaces de reconocer la palabra y todas las variaciones que se habían realizado de ella. En cambio, los bebés que no habían escuchado la palabra y sus distintas variantes, no la reconocieron, no se produjo actividad cerebral en el área de los recuerdos. Los bebés que habían escuchado desde el vientre materno la palabra “tatata” y sus variantes, mostraron una señal neuronal de reconocimiento vocal, esta señal era más intensa en aquellos bebés que habían escuchado con mayor frecuencia la grabación, lo que prueba que los bebés aprenden a reconocer palabras desde que están en el vientre materno.

Los investigadores indican que se trata de una nueva evidencia en la que se determina que que el aprendizaje del lenguaje se inicia en el útero materno, por otro lado, también se demuestra que la capacidad fetal de procesamiento del sonido es mucho mayor de lo que se creía hasta el momento. También se constata que las huellas de la memoria son detectables tras el nacimiento, los resultados obligan a que se realicen nuevos estudios para mayor comprensión del proceso de aprendizaje del bebé desde que está en el interior del útero materno. Puedes conocer todos los detalles de la investigación a través del artículo publicado en Science.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...