Las mujeres embarazadas pueden sufrir lesiones en la placenta por el COVID-19

A medida que se avanza en el estudio del virus SARS-CoV-2 responsable del COVID-19, se descubre que provoca nuevas complicaciones. Hoy conocemos una investigación en la que se concluye que las mujeres embarazadas pueden sufrir lesiones en la placenta por el COVID-19, el estudio es pequeño, pero invita a seguir esta línea de trabajo y determinar el alcance de estas complicaciones.

virus SARS-CoV-2

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Facultad de Medicina Albert Einstein de la Universidad del Noroeste (Estados Unidos), las mujeres embarazadas pueden sufrir lesiones en la placenta por el COVID-19. Los expertos determinan que las placentas tienen una mayor prevalencia de arteriopatía decidual y la hipoperfusión materna (malperfusión vascular materna), caracterizada por los vasos sanguíneos dañados o anormales.

En la investigación participaron 16 mujeres embarazadas contagiadas con el virus SARS-CoV-2 responsable del COVID-19, y que dieron a luz entre el 18 de marzo y el 5 de mayo del presente año. Tras el nacimiento de los bebés, se analizaron las placentas y se realizaron comparativas con los controles históricos y con la placenta de mujeres evaluada por tener antecedentes de melanoma. Los análisis mostraban que las placentas habían tenido un flujo sanguíneo anormal, lo que inevitablemente podía hacer pensar que afectaría al feto en desarrollo.

15 bebés nacieron a término y uno sufrió la muerte o fallecimiento fetal intrauterino, produciéndose un aborto espontáneo. En las comparativas realizadas, se observó que las placentas en el tercer trimestre eran como hemos comentado, mucho más propensas a sufrir al menos una característica de la malperfusión vascular materna. Por otro lado, la placenta del feto que había muerto antes del nacimiento, sufría edema velloso placentario y un hematoma retroplacental. En principio, se trata de resultados preliminares, pero muestran la necesidad de realizar un seguimiento más exhaustivo a las mujeres embarazadas que están infectadas por el virus.

Los investigadores comentan que las lesiones que se han observado muestran una nueva complicación asociada al COVID-19, como ya hemos comentado anteriormente, hay mucho que investigar y cada descubrimiento demuestra que el virus tiene un mayor impacto en el organismo del que se creía en un principio. Sobre los bebés que nacieron a término, aunque se podría pensar que los problemas en la placenta les podrían haber afectado, nacieron sin complicaciones (al menos de momento), por lo que sería interesante realizar un seguimiento a largo plazo.

En investigaciones anteriores relacionadas con la pandemia de la denominada gripe española (los expertos realizaron una comparativa), los bebés nacidos de madres que padecieron esta enfermedad tenían una mayor tasa de enfermedades cardiovasculares, aunque hay que decir que en estos casos los estudios no fueron diseñados para demostrar causalidad, pero es probable que la enfermedad guarde relación con ello. Según leemos aquí, los investigadores comentan que existe consenso de que hay problemas de coagulación y lesiones en los vasos sanguíneos en las pacientes de covid-19, los resultados de la investigación respaldan otros resultados que sugerían que el SARS-CoV-2 afectaba a la placenta.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de la página web de la Facultad de Medicina Albert Einstein de la Universidad del Noroeste, y en este artículo publicado en la revista científica American Journal of Clinical Pathology.

Foto | Torsten Mangner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...