La vitamina C durante el embarazo reduce los problemas pulmonares en los bebés

Un estudio demuestra que los suplementos de vitamina C tomados por madres fumadoras, pueden ayudar a que los bebés tengan menos problemas respiratorios.

Tabaquismo en el ambarazo

Un estudio desarrollado por expertos de la unidad de pediatría del Hospital Infantil Doernbecher (Estados Unidos), concluye que es beneficioso que las mujeres embarazadas que no dejan su adicción al tabaco, tomen suplementos de vitamina C, con ello se logra reducir problemas pulmonares en los bebés. Los expertos apuntan que este tipo de suplementos son económicos y seguros, se pueden tomar perfectamente y con ello se reduce el impacto que tiene el hábito de fumar en los bebés, previniendo las sibilancias durante el primer año de vida.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron a un grupo de 159 mujeres con menos de 22 semanas de gestación y que no fueron capaces de dejar de fumar, se dividieron en dos grupos elegidos al azar, al primero se le proporcionó una cápsula de 500 miligramos de vitamina C durante el tiempo restante del embarazo, el segundo grupo actuó como grupo de control y se le proporcionó una cápsula placebo diariamente. Para obtener unos datos más precisos e imparciales, ni las futuras madres, ni los investigadores conocían el contenido de la cápsula.

Una vez que las mujeres dieron a luz y pasadas 48 horas, los expertos procedieron a medir la función pulmonar de los recién nacidos, también se midió el tamaño de los pulmones y su comportamiento en el organismo, los resultados determinaron que los bebés de aquellas madres que habían tomado el suplemento de vitamina C tenían una mejor función pulmonar que los bebés de las madres que habían tomado placebo. En una segunda parte del estudio se realizó un seguimiento de los bebés durante 12 meses, se documentaron los problemas relacionados con los pulmones de los pequeños, sibilancias, síntomas respiratorios, etc. Los resultados de nuevo mostraron que los bebés de madres que habían recibido el suplemento de vitamina C habían sufrido menos problemas que los bebés de madres que habían recibido el placebo.

Un 21% de los bebés de madres que tomaron vitamina C sufrieron como mínimo un episodio de sibilancias, sin embargo, en el segundo grupo de bebés (placebo) la cifra se incrementó hasta alcanzar el 40%. Los investigadores explican que lo ideal es dejar de fumar, de hecho este estudio no debe ser tomado como una alternativa para seguir fumando ya que la vitamina C no elimina los riesgos del tabaco y los problemas que puede causar a los bebés, pero también entienden que a algunas madres les cuesta mucho dejar de fumar, en estos casos, para intentar reducir los riesgos y mejorar la salud de los bebés, la alternativa es tomar los suplementos de la vitamina.

Por otro lado y volviendo a incidir en la importancia de dejar de fumar, los investigadores apuntan que han encontrado una variante genética que incrementa el riesgo de desarrollar cáncer en fumadores, esta variante parece que está relacionada a la disminución de la capacidad de dejar de fumar. Para quienes sí lo consiguen, si tiene integrada en su genoma esta variante, la probabilidad de recaída es mayor y ésta parece intensificar los efectos nocivos del tabaco (nicotina) en la formación de los pulmones de los bebés.

De momento, los primeros datos apuntan que la vitamina C durante el embarazo reduce los problemas pulmonares en los bebés, pero seguramente se realizarán nuevos estudios para intentar determinar exactamente cómo funciona el suplemento de vitamina durante el desarrollo fetal y de qué forma previene los efectos del tabaquismo. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través del artículo publicado en Oregon Healt & Science University.

Foto | Lisa Eastman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...