La vida sana y la dieta mediterránea aumentan la fertilidad de hombres y mujeres

La infertilidad es un problema que comparten gran cantidad de hombres y mujeres, motivo por el cual se ven imposibilitados de convertirse en padres por los medios naturales y para conseguir tener un bebé deben recurrir a tratamientos médicos que muchas veces son sumamente costosos, por lo tanto no todos pueden acceder a las concepciones asistidas médicamente.

Es bueno saber entonces un poco de información extra sobre la infertilidad, saber por ejemplo que en ocasiones está delimitada por malos hábitos de las personas, teniendo en cuenta que el alcoholismo y el tabaquismo afectan la fertilidad tanto en hombres como en mujeres, disminuyendo la producción de óvulos y la calidad seminal, por lo que afectan la tasa efectiva de embarazo.

Los expertos indican que para conseguir un embarazo exitoso es importante mantener una buena salud en general, cambiando las costumbres malas por buenas, y sobre todo cuidando la dieta, en esos aspectos se ha descubierto que la dieta mediterranea aumenta las chances de embarazo, ya que mejora notablemente la fertilidad tanto en hombres como en mujeres, según indican los investigadores del Centro Médico de Reproducción Asistida.

La dieta mediterránea que contiene gran cantidad de legumbres, verduras, cereales, frutas, aceites y pescado, ayuda notablemente a resolver diversos problemas disovulatorios, aumentando las posibilidades de conseguir un embarazo y mejorando el desarrollo del embrión y luego del feto en formación, mejorando las posibilidades de tener un bebé en condiciones normales y sobre todo en aquellos que prueban con la reproducción asistida.

Carmen Calatayud, experta en el tema, es quien hace gala de los beneficios de esta dieta que no solamente influye positivamente en el peso corporal de las personas, sino que aumenta las posibilidades de concepción:

“La obesidad puede afectar negativamente las funciones del ovario, la calidad ovocitaria y endometrial; sin embargo, la mujer con un peso inferior al que le corresponde por su altura puede sufrir retraso en la menarquia, alteración de los ciclos menstruales y anovulación, por lo que es necesario un equilibrio en la alimentación que tenga productos con nutrientes necesarios”.

Vía | Prensa Libre
Foto | cscott2006

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...