La quimioterapia no afecta al feto durante el embarazo

Cáncer en el embarazo

Hasta el momento, una futura mamá que ha sido diagnosticada con cáncer, se enfrentaba a una dura decisión, retrasar el tratamiento que debe recibir hasta que nazca su hijo, o abortar para poder iniciarlo. Ahora, un nuevo estudio desarrollado por expertos del Instituto de Cáncer de la Universidad Católica de Lovaina concluye que la quimioterapia no afecta al feto durante el embarazo y por tanto, no es necesario ni retrasar el tratamiento ni abortar.

Para llegar a esta conclusión los expertos realizaron un seguimiento a 68 mujeres embarazadas que dieron a luz 70 bebés, todas ellas habían sido diagnosticadas con cáncer y se sometieron a un tratamiento de quimioterapia durante el embarazo. El estudio va más allá, tras el parto los investigadores realizaron un seguimiento a los bebés, realizándoles un chequeo para constatar su salud periódicamente, desde los 18 meses de edad y hasta que cumplieron los 18 años. Como podemos comprobar, es un estudio de varios años con el que se ha determinado cero riesgos de salud para los hijos.

En esta línea nos gustaría recordar el post El embarazo en mujeres con cáncer de mama aumenta las posibilidades de supervivencia, en su lectura podíamos saber que las posibilidades de supervivencia se elevaban en un 42% en comparación con las mujeres que no sufrían esta enfermedad. Las conclusiones desmontaban la creencia de que el cáncer de mama era una traba para la concepción, por un lado, se aumentan las posibilidades de supervivencia de la mujer, y por otro, el estudio que hoy tratamos reafirma que estas mujeres pueden someterse al tratamiento contra el cáncer sin temor a que sus futuros bebés sufran las consecuencias.

Actualmente se establece que una de cada 2.000 mujeres que esperan un bebé están diagnosticadas de cáncer, estadística que según los investigadores aumenta año tras año y la causa es el retraso de la concepción, como hemos indicado anteriormente, ser madre a edad avanzada incrementa los riesgos durante el embarazo. Como sabemos, la quimioterapia es un tratamiento que se realiza con un fármaco antineoplásico, un medicamento formado por sustancias que impiden el crecimiento de las células tumorales, pero también afecta a las células sanas, algo que ha hecho creer que afectaría al bebé en desarrollo.

Un diagnóstico de cáncer en una futura mamá es una situación complicada, si el cáncer avanza el peligro para la madre y el bebé se incrementa significativamente. Las mujeres sujetas al estudio fueron diagnosticadas con cáncer en la 18 semana del embarazo y se sometieron a cuatro ciclos de quimioterapia durante las semanas del embarazo, por otro lado, dieron a luz cuando los bebés alcanzaron las 36 semanas de gestación. Todas las pruebas realizadas determinaron la buena salud de madres e hijos, en los bebés que nacieron prematuramente se constató una reducción del cociente intelectual, pero los expertos lo asocian a la prematuridad del nacimiento y no al tratamiento de quimioterapia. La razón de esta asociación se basa en que los niños nacidos prematuramente de madres sanas también pueden sufrir este tipo de problemas.

Hacer que la madre tenga el bebé antes de tiempo es contraproducente para él, esto es una práctica que se realiza a fin de poder someter cuanto antes a la madre al tratamiento de quimioterapia, esta forma de actuar es para los investigadores errónea y más cuando se ha constatado que la quimioterapia no afecta al futuro bebé. A través de BBC hemos podido saber que los especialistas aconsejan administrar la quimioterapia a partir de la 14 semana del embarazo. A través del artículo de la publicación médica The Lancet Oncology podéis conocer más detalles sobre el estudio.

Foto | Storyvillegirl

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...