La obesidad está muy relacionada con los resultados perinatales adversos

Una investigación australiana demuestra que el sobrepeso y la obesidad están muy relacionadas con los resultados perinatales adversos. Los expertos han analizado las cifras de las dos últimas décadas y han comprobado que los problemas perinatales crecen paralelamente al aumento del sobrepeso y la obesidad en el embarazo.

Obesidad materna en Australia

Un estudio realizado conjuntamente por expertos del Hospital Royal Prince Alfred, la Escuela de Salud Pública de Sidney y la Universidad de Sidney (Australia), concluye que la obesidad está muy relacionada con los resultados perinatales adversos. Aunque el estudio se ha desarrollado en Australia, sus conclusiones se pueden trasladar a cualquier otro país del mundo.

En el estudio se analizaron los datos correspondientes a 42.582 madres primerizas con embarazo único que dieron a luz en el Hospital Royal Prince Alfred de Sidney entre el año 1990 y el año 2014. Los expertos descubrieron que la prevalencia del sobrepeso entre las mujeres embarazadas se incrementó de forma continua en este periodo, pasando de un 4’08% a un 7’3% en todo el periodo. Se destaca que se experimentó un incremento del 12’7% entre 1990 y 1994 y un 16’4% entre el año 2010 y el año 2014, lo que muestra que a medida que pasan los años, aumenta el número de mujeres que sufren sobrepeso u obesidad cuando se quedan embarazadas.

Paralelamente a estos datos, se ha determinado que la proporción de mujeres con un Índice de Masa Corporal (IMC) normal se redujo en este periodo pasando del 73’5% al 68’2%, esto es algo obvio, si aumenta la obesidad, se reduce la tasa de peso saludable. Los expertos constataron que las fracciones atribuibles a la población para los resultados adversos maternos y neonatales se incrementaron a lo largo del período de estudio, entre el año 2010 y 2014 aumentaron en un 23’8% los casos de preeclampsia, en un 23’4% los casos de macrosomía fetal, y en un 17% los casos de diabetes gestacional, todos estos problemas estaban asociados al sobrepeso y la obesidad.

Pero hay que destacar otros problemas asociados al sobrepeso y la obesidad durante el embarazo, como el parto prematuro, las hemorragias postparto, las anomalías fetales, etc., las cifras de estos problemas serían mucho más reducidas si las madres hubieran tenido un peso adecuado durante la gestación. A la vista de los resultados, los expertos consideran que es necesario cambiar las estrategias preventivas, para ayudar a las mujeres antes de que se quedaran embarazadas, es decir, se apuesta por mejorar la salud preconcepcional a través de estrategias de prevención más definidas y personalizadas.

Para mejorar la salud reproductiva es necesario reducir el índice de sobrepeso y obesidad en las mujeres, con ello, no sólo se reducen los problemas indicados, también se reducen de forma significativa los costes sanitarios que se derivan. Durante los últimos 25 años los problemas perinatales adversos se han ido incrementando entre las mujeres australianas, esto obliga a intervenir cuanto antes si se pretende mejorar la situación. Claro, que para ello es necesario que el gobierno del país adquiera conciencia del problema y se implique más de lo que se ha implicado hasta la fecha, básicamente es lo que ocurre en la mayoría de países industrializados.

El estudio es interesante y reafirma los resultados de otras investigaciones que muestran los riesgos de sufrir sobrepeso y obesidad durante el embarazo. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de la página web de la Universidad de Sidney, y en este artículo publicado en la revista científica Medical Journal of Australia.

Foto | Harmony

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...