La nicotina durante el embarazo repercute en la comprensión lectora infantil

Ciertas prácticas durante el embarazo pueden resultar sumamente peligrosas para el feto en desarrollo, una de ellas sin dudas es el fumar durante la gestación ya que sumado a todos los problemas ya conocidos que provoca una reciente investigación a aportado nueva información al respecto.

Los científicos involucrados en el trabajo de investigación a cargo del doctor Jeffrey Gruen, de la Universidad de Yale en los Estados Unidos han podido determinar que los bebés que son expuestos al tabaquismo materno desde su gestación posteriormente pueden tener problemas en su desarrollo, encontrando años después daños en su comprensión lectora.

El estudio, realizado en la ciudad de Londres, ha determinado que los fetos que son expuestos a niveles altos de nicotina a causa del tabaquismo de su madre, a razón de por lo menos un paquete de cigarrillos al día, encontrarán a lo largo de su desarrollo que tienen un 21% menos habilidades para aprender a leer y comprender el texto, comparados a los niños nacidos de madres que no fumaron durante el embarazo.

“no es una diferencia pequeña, sino una gran desventaja en la precisión y comprensión de la lectura, especialmente en un momento crítico cuando los niños son evaluados y comienzan a percibir sus capacidades”…”no rendían adecuadamente en las pruebas diseñadas para evaluar la precisión de la lectura en voz alta”.

El informe ha determinado que entre un grupo de niños cursando estudios con entornos y niveles educativos similares, particularmente los que son hijos de madres fumadoras estarán calificados unos siete lugares por debajo de los otros niños en una clase formada por 31 alumnos a la hora de evaluar su comprensión y precisión de lectura.

Para el trabajo se reunió información de unos 5000 niños que participaron del Estudio Longitudinal Avon sobre Padres e Hijos, el cual comenzó en el Reino Unido en los años 90, teniendo en cuenta solamente a aquellos pequeños que tenían un Coeficiente Intelectual de 76 o más, ya que por debajo de 70 se considera que el niño tiene algún grado de discapacidad mental. Se analizaron también las respuestas maternas a cuestionarios que se realizaron tanto antes como después del nacimiento de sus hijos.

Sam Oh, de la Universidad de California, indica:

“Esto refuerza la confiabilidad de esa información”…”si las madres hubiesen conocido los resultados de sus hijos en las pruebas de lectura, inconscientemente habrían respondido un mayor o menos consumo de cigarrillos”…”Para mí, el estudio sugiere que los efectos atribuidos a la exposición intrauterina al humo de cigarrillo, podrían vincularse al entorno uterino y no a las diferencias del ambiente en el que crecen los niños”…”pero no prueban que exista una relación causal directa entre el tabaquismo y el bajo rendimiento en los tests de lectura”.

Vía  | TelesurTV
Foto |  gregeichelberger

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...