La Ley del Aborto de Irlanda del Norte viola los derechos humanos

El Tribunal Superior de Justicia de Irlanda del Norte concluye que la Ley del Aborto del país viola claramente los derechos humanos, ahora será necesario decidir si hay que crear una nueva legislación sobre el tema para poder dar cumplimiento a la sentencia.

Aborto en Irlanda del Norte

En el mes de marzo os hablábamos sobre la Ley del aborto de Irlanda del Norte, una de las legislaciones más duras sobre este tema, ya que una mujer no puede abortar en el caso de que el feto sufra una grave malformación genética, o de que el embarazo haya sido fruto de una violación. En el caso de que una mujer decida abortar a causa de uno de los casos citados se puede enfrentar a una condena de cadena perpetua, estas cuestiones las denunciaba Amnistía Internacional y pedía con carácter urgente una reforma de esta legislación tan dura y restrictiva.

Para Amnistía Internacional esta ley es una violación flagrante de las obligaciones internacionales de derechos humanos que incumben a Reino Unido, ya que Irlanda es uno de los países que lo constituyen. Pues bien, hoy podemos saber que el Tribunal Supremo de Belfast (capital y ciudad más grande de Irlanda del Norte), considera que la Ley del Aborto de Irlanda del Norte viola los derechos humanos. Para Amnistía Internacional y otras organizaciones que trabajan para proteger los derechos humanos, es un triunfo que el Tribunal Supremo haya emitido este veredicto.

Sorprende saber que a pesar de que Irlanda del Norte es un país constituyente del Reino Unido, no aplique la Ley del Aborto que rige en el resto de países constituyentes, dicha ley establecida en Escocia, Gales e Inglaterra permite abortar hasta las 24 semanas de gestación. Merece la pena recordar que ni los políticos ni el departamento de salud del país ha afrontado sus responsabilidades para con las mujeres, esta draconiana legislación tan dura y restrictiva ha provocado que se haya creado un clima de miedo entre la profesión médica, ya que si ayudan de forma directa o indirecta en un aborto sufren el mismo castigo que la mujer que decide abortar.

Cada año cientos de mujeres se ven obligadas a salir de Irlanda del Norte para poder acceder a una atención de salud que ya deberían tener por derecho en su país, esto es algo que no debería ocurrir pero es la única salida para evitar tener que seguir con un embarazo de un bebé con una grave malformación genética en contra de la voluntad.

La Comisión de Derechos Humanos de Irlanda del Norte decidió poner en manos del Tribunal Superior de Justicia esta diferencia de legislaciones entre los países constituyentes del Reino Unido para intentar que se aceptara el aborto en el caso de una violación, incesto o ante una malformación fetal grave, esta actuación se llevó a cabo a raíz del caso de una mujer de ese país que estando embarazada de 20 semanas viajó a Inglaterra para poder abortar, quería acabar con el embarazo porque se había diagnosticado al futuro bebé anencefalia. Dado que su vida no corría peligro por la malformación del feto, la legislación de Irlanda del Norte le prohibía abortar, de ahí que optará por viajar a Inglaterra, y al conocerse el hecho se generó una amplia discusión sobre el tema.

Según leemos aquí, el año pasado el Departamento de Justicia de Irlanda del Norte decidió llevar a cabo una consulta pública para saber qué opinaban los habitantes del país sobre el aborto, ¿era necesario cambiar la ley para permitir la interrupción del embarazo ante una malformación grave? La Comisión de Derechos Humanos de Irlanda del Norte consideró que la consulta no estaba bien reglamentada, por lo que decidió recurrir a los tribunales, posteriormente Amnistía Internacional publicó un informe sobre el tema, informe del que os hemos hablado al principio.

Finalmente el juez del Tribunal Supremo se ha pronunciado indicando que es necesario llevar a cabo una extensión de la ley para permitir el aborto en los casos antes indicados. Es un primer paso, ya que ahora será necesario concretar si hay que crear una nueva legislación sobre el tema para poder dar cumplimiento a la sentencia. Esto suena a intentar perder el máximo posible de tiempo, mientras Irlanda seguirá siendo el país con la legislación del aborto más restrictiva y dura de Europa.

Foto | Emery Co Photo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...