La lactancia materna puede ayudar a dejar de fumar

Una investigación muestra que la lactancia materna ayuda a que las madres fumadoras reduzcan significativamente el consumo de tabaco e incluso dejen de fumar, por lo que se puede considerar una terapia para abandonar el tabaco.

Lactancia materna

Cada vez que se realiza una investigación sobre la lactancia materna se descubren nuevos beneficios saludables, tanto para la madre como para el bebé, ya sean directos o indirectos. Hablando de los beneficios que aporta a las madres, hay que destacar una mayor rapidez en la recuperación postparto, menor riesgo de sufrir determinados tipos de cáncer u otras enfermedades de carácter infeccioso. Hoy queremos hacernos eco de un curioso estudio que muestra otro beneficio más, en él se concluye que la lactancia materna puede ayudar a dejar de fumar.

La investigación ha sido desarrollada por expertos de la Universidad de Búfalo y la Universidad de Nueva York (Estados Unidos), los expertos analizaron los cambios de conducta con respecto al hábito de fumar durante el último trimestre del embarazo y nueve meses después del parto, centrándose especialmente en aquellas mujeres embarazadas que reducen el hábito de fumar en el periodo indicado pero sin abandonar por completo el tabaco.

En la investigación se realizó un seguimiento a 168 mujeres que fumaron durante el embarazo, para constatar el consumo de tabaco real se realizaron cuestionarios y análisis de la saliva materna. Parece ser que el único indicador que mostraba cambios significativos sobre el hábito de fumar era la lactancia materna ofrecida por lo menos durante tres meses. Este grupo de mujeres redujo su hábito de fumar menos durante el periodo postparto, que las mujeres que amamantaron a sus bebés un periodo más corto o no amamantaron a sus bebés.

Muchas mujeres fumadoras reducen su consumo de tabaco o dejan de fumar cuando se han quedado embarazadas, pero tras el parto una buena parte retoma el hábito, de hecho, las conclusiones de investigaciones anteriores muestran que hasta el 70% de las madres que abandonan el tabaco por el embarazo, retoman el hábito de fumar durante los primeros 12 meses tras el parto. De este grupo de madres, el 67% retoma el hábito a los tres meses tras el parto y el 90% a los seis meses tras el nacimiento del bebé.

Dados los resultados, los expertos consideran que la promoción de la lactancia entre madres fumadoras podría traer como beneficio que estas mujeres redujeran considerablemente el hábito de fumar e incluso lo abandonaran, siendo la lactancia una terapia contra el tabaco. Evidentemente hay que añadir que de estos beneficios participan los bebés ya que se reduce la posible exposición de los pequeños al tabaco ambiental.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Nicotine and Tobacco Research.

Foto | Yachichurova

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...