La ingesta de multivitaminas en el embarazo reduce el riesgo de autismo en los bebés

Una nueva investigación estadounidense ha relacionado la ingesta de multivitaminas durante el embarazo con la reducción de un 30% de que los bebés sufran autismo. Lamentablemente el estudio no se ha diseñado para demostrar causalidad, ahora los expertos anuncian que se deben realizar nuevos estudios para profundizar en el tema, ya que la toma de estos suplementos podría introducirse como una estrategia para reducir el riesgo del trastorno.

Vitaminas durante el embarazo

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Drexel (Estados Unidos), la ingesta de multivitaminas en el embarazo reduce el riesgo de autismo en los bebés. Los expertos comentan que la reducción del riesgo es de un 30%, considerando que este vínculo entre los complejos vitamínicos y el autismo, sugiere que se podría utilizar como estrategia a nivel nacional para reducir la incidencia del trastorno.

De todos modos y como ocurre con muchos estudios, éste no puede establecer una relación causal, surgen muchas preguntas a partir de los resultados que sugieren la necesidad de realizar nuevas investigaciones más metódicas y profundas. En este nuevo trabajo el equipo de expertos analizó los datos de 273.107 madres que viven en Suecia y sus respectivos hijos, tras ajustar varios factores de confusión en los datos, se pudo constatar la asociación antes mencionada y en comparación con las madres que no tomaron el complejo vitamínico, además de los suplementos de hierro y ácido fólico.

A raíz de estos resultados aparecen preguntas como si esta asociación es específica al autismo, o si refleja el riesgo de discapacidad intelectual, algo que necesitará ser analizado en posteriores investigaciones. Por cierto, el estudio no habla de vitaminas concretas, merece la pena recordar que en anteriores investigaciones se postuló la teoría de que la deficiencia de vitamina D en el embarazo podría aumentar el riesgo de autismo en los niños, vitamina que precisamente está integrada en los complejos multivitamínicos.

En investigaciones anteriores han sugerido que el autismo se desarrolla en el útero y que la dieta de una madre durante el embarazo, puede tener una gran influencia, sin embargo, los resultados de estas investigaciones son inconsistentes, por lo que se sugirió que existían otros factores de confusión que podrían tener un papel importante en el riesgo de sufrir autismo, por ejemplo, la salud y el estilo de vida de la madre, factores que podrían desempeñar un papel importante en la reducción del riesgo.

Los investigadores comentan que el análisis de los datos no mostró que el hierro o el ácido fólico estuvieran asociados a la reducción del riesgo de autismo en la descendencia, algo que no ocurrió con los complejos vitamínicos. A pesar de las posibles evidencias encontradas, se han apreciado algunas limitaciones en el estudio, como la evaluación del tipo de suplementos, el periodo en el que se toman o su dosis. De todos modos, se refuerza la evidencia de que la suplementación vitamínica durante el embarazo es importante y necesaria, considerando que se deberían introducir como consejo necesario a través de los servicios de salud.

Deberemos esperar a que se realicen las nuevas investigaciones a fin de poder dar respuesta a las diferentes preguntas que han surgido a partir de los resultados, podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo de la revista científica BMJ.

Foto | Colin Dunn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...