La importancia del consumo de ácido fólico

El consumo de ácido fólico en el embarazo.

Lo óptimo sería que se comience con la ingesta de ácido fólico desde antes de embarazarse, claro que esto sería posible, en el caso de un embarazo planeado.

¿Pero sabes porque razón tu médico te lo receta desde el primer momento que se sabe que estás embarazada? ¿Sabes cuáles son sus beneficios para el bebé y para ti?

El ácido fólico es una vitamina de las del complejo B, que se encuentra en muchos alimentos tales como el brócoli, lechuga, endivias, el hígado de pollo o de ternera, las legumbres, cereales, bananas y naranjas entre otros.

Su importancia para el bebé en desarrollo, radica en que ayuda eficazmente a prevenir los defectos de la columna vertebral, disminuir los riesgos de parálisis y espina bífida y las anomalías del cerebro tales como la anencefalia, que aunque no lo creas son patologías bastantes frecuentes.

También ayuda a disminuir otros defectos tales como el labio leporino y la fisura palatina.

Está comprobado que estas enfermedades se podrían reducir entre un 50 y 75%
si la mujer hubiese consumido suficiente ácido fólico, desde por lo menos un mes antes de quedarse embarazada.

Pero no sólo es beneficioso para el bebé, porque a la gestante también le aporta beneficios, ya que el ácido fólico, ayuda a la producción de glóbulos rojos, previniéndola de anemias, previene enfermedades cardiovasculares y reduce la incidencia de determinados tipos de cáncer como el de cuello de útero y el de colon.

¡Vaya si es importante su consumo!

Foto | biosline l’efficacia della natura

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...