La FDA advierte a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia que eviten el cannabidiol

Cada vez son más los estados de Estados Unidos que liberan el uso del cannabis con fines recreativos, esto supone una gran preocupación para la FDA, que acaba de emitir un comunicado advirtiendo a mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, que eviten el cannabidiol (CBD), a pesar de no tener efectos psicoactivos o psicotrópicos porque puede suponer un riesgo para el feto o el bebé.

Cannabis

La FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos) ha emitido un comunicado en el que advierte a las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia que eviten el cannabidiol (CBD), el tetrahidrocannabinol (THC) y la marihuana en cualquiera de sus formas, sea en alimentos, bebidas, suplementos o productos cosméticos.

Recordemos que el cannabidiol (CBD) no tiene efectos psicoactivos o y se comercializan productos con este compuesto, además, se considera que tiene un alcance más amplio para aplicaciones médicas definiéndose como cannabis medicinal. En Estados Unidos preocupa el aumento del consumo de marihuana entre las mujeres embarazadas, pero también el incremento del consumo de productos con CBD que se presentan como opciones beneficiosas para la salud, a pesar de que la FDA no los avala.

La agencia comenta que puede existir un grave riesgo para mujeres embarazadas y lactantes por el uso de productos derivados del cannabis, incluyendo, por supuesto, los que contienen CDB. Según las pruebas y ensayos realizados con animales de laboratorio en proceso de gestación, una alta dosis de CDB causa problemas en el desarrollo del sistema reproductivo de los fetos varones. Por otro lado, se ha observado que a través de la leche materna se transfiere a la descendencia una cierta cantidad de CBD, cuyos efectos son desconocidos y podrían afectar a la salud de los bebés en un futuro.

La FDA advierte que se está investigando la posibilidad de que los productos con cannabidiol estén contaminados con sustancias que pueden suponer un riesgo para el feto o el bebé que está siendo amamantado, como los pesticidas, metales pesados, bacterias, hongos e incluso THC o tetrahidrocannabinol, principal constituyente psicoactivo del cannabis. La agencia considera que existen muchas preguntas sin respuesta en relación a la seguridad y la calidad de los productos que contienen CBD, para las mujeres que están embarazadas o proporcionan lactancia materna.

A pesar de que no se comprende bien el potencial impacto que tiene este ingrediente del cannabis en las mujeres embarazadas y lactantes, así como en sus hijos, se sabe que de forma generalizada el CBD puede causar toxicidad hepática, somnolencia extrema e interactuar con otras drogas provocando efectos adversos. La FDA explica que del mismo modo, respalda la seguridad de las semillas de cáñamo, producto que se obtiene del cannabis y que ha sido evaluado a fondo destacando que es completamente seguro.

Dado que el CBD está adquiriendo una gran popularidad debido a su liberación en el mercado con fines no recreativos, especialmente como ingrediente en alimentos y bebidas, las empresas que trabajan en este sector piden a la FDA que aclare y proporcione un veredicto sobre este compuesto. Pero la FDA suele ser lenta en las evaluaciones que realiza, por lo que es probable que se tarde en dar un dictamen.

Algunas organizaciones de consumidores han recibido con satisfacción la advertencia de la FDA, ya que es necesario asegurar que no encierra peligros y es necesario que se lleve a cabo una regulación federal estricta que promueva la seguridad y empodere a los consumidores para tomar decisiones informadas. Podéis conocer todos los detalles del comunicado a través de esta nota publicada en la página web de la FDA.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...