La falta de vitamina D podría estar relacionada con la fertilidad y el riesgo de aborto espontáneo

Un estudio estadounidense concluye que tener un nivel adecuado de vitamina D contribuye a aumentar la probabilidad de concebir un bebé, además, en el caso de mujeres con riesgo de sufrir un aborto espontáneo, la cantidad correcta de vitamina en sangre aumenta las probabilidades de que puedan llevar el embarazo a término.

Nivel de vitamina D

Durante los dos últimos años la vitamina D ha sido el centro de atención de muchas investigaciones relacionadas con el embarazo y la infancia, de ahí que periódicamente conozcamos noticias que aportan nuevos datos sobre sus beneficios y el papel que juega en el organismo. Hoy conocemos los resultados de un estudio desarrollado por expertos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, en el que se concluye que la falta de vitamina D podría estar relacionada con la fertilidad y el riesgo de aborto espontáneo.

El tema de la fertilidad no es algo que nos sorprenda, recordemos que un estudio de finales de noviembre determinaba que un nivel satisfactorio de vitamina D mejoraba la tasa de natalidad en los tratamientos de fertilidad. Sobre el aborto espontáneo, el estudio determina que es importante tener un nivel adecuado de vitamina D antes de la concepción a fin de poder mantener el embarazo y llevarlo a término.

Los resultados de la investigación proceden de otro estudio en el que se analizaban datos sobre los efectos de la aspirina en la gestación y la reproducción para determinar si una dosis baja en aspirina podría prevenir el aborto espontáneo en mujeres que tuvieran antecedentes, o alto riesgo de sufrir el aborto o que ya lo habían sufrido anteriormente. Se evaluaron 1.191 mujeres de entre 18 y 40 años que se quedaron embarazadas entre el año 2007 y el año 2011, entre los parámetros analizados aparecía el nivel de vitamina D.

Los expertos comentan que en algunos estudios se ha demostrado que las mujeres que tienen niveles más altos de vitamina D antes de someterse a la fertilización in vitro tienen tasas de embarazo más altas que las que tienen niveles más bajos, referenciando el estudio que antes hemos citado, sin embargo, se han realizado pocas investigaciones sobre la tasa de embarazos y los abortos en mujeres que no se hayan sometido a tratamientos de fertilidad, por ello decidieron realizar este estudio.

Partiendo de la base de que un nivel de vitamina D por debajo de 30 nanogramos por mililitro de sangre es insuficiente, se encontró que las mujeres que tenían un nivel adecuado de la vitamina antes de la concepción tenían un 10% más de probabilidades de finalizar el embarazo en comparación con las mujeres que tenían un nivel insuficiente. Entre las mujeres que se quedaron embarazadas, por cada incremento de 10 nanogramos de vitamina D en sangre, se reducía en un 12% el riesgo de sufrir un aborto espontáneo.

Como ocurre con muchos estudios, este no fue diseñado para demostrar la causalidad, además, son los resultados de un análisis secundario, a pesar de que los datos muestran que existe una clara asociación entre el nivel de vitamina y la probabilidad de concebir un bebé o el riesgo de aborto. Por ello, consideran que será necesario realizar nuevos estudios para determinar, por ejemplo, si las mujeres que están en riesgo de sufrir un aborto espontáneo podrían aumentar sus posibilidades de llevar el embarazo a término con suplementos de vitamina D.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Foto | Torsten Mangner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...