La falta de vitamina A en el embarazo se asocia a problemas cognitivos en la descendencia

Según una investigación desarrollada por expertos chinos, la carencia de vitamina A durante el embarazo podría tener relación con los problemas cognitivos de la descendencia en edad adulta. De momento, los resultados corresponden a un estudio realizado con roedores de laboratorio, pero se podrían trasladar al ser humano, de ahí que se plantee realizar nuevas investigaciones para profundizar en esta relación.

Vitamina A

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, todos los nutrientes y vitaminas juegan un papel importante en el desarrollo de los bebés, la carencia de alguno de estos elementos conlleva a sufrir diferentes problemas en la infancia o en edad adulta. Hoy conocemos una investigación desarrollada por expertos de la Universidad Médica de Chongqing, cuyas conclusiones muestran que la falta de vitamina A en el embarazo puede provocar problemas cognitivos en la descendencia cuando alcance la edad adulta, concretamente un deterioro en la capacidad de memoria y aprendizaje.

Los expertos investigaron los efectos de la deficiencia de vitamina A durante la gestación en roedores de laboratorio, pero consideran que los resultados podrían trasladarse a los seres humanos, aunque habrá que realizar nuevas investigaciones en este sentido. Los roedores se dividieron en dos grupos, uno recibió una dieta habitual a lo largo de toda la gestación, con una cantidad de vitamina A normal, el otro tomó una dieta con un reducido contenido en vitamina A durante dos meses antes y a lo largo de la gestación.

Los expertos constataron que la concentración plasmática de vitamina A de los roedores del segundo grupo era significativamente menor que la del primer grupo, algo obvio, ya que la recibieron en cantidades muy deficientes, pero lo mismo le ocurrió a la descendencia, las crías nacieron con una baja concentración de esta vitamina. Los investigadores realizaron distintas pruebas con los miembros de este grupo de roedores, constatando que la descendencia en edad adulta tenía problemas de aprendizaje y memoria en comparación con la descendencia del primer grupo que recibió una alimentación con un correcto nivel de vitamina A.

En estudios previos, los expertos han encontrado que un 17% de las mujeres embarazadas sufren deficiencia de vitamina A, dados los resultados que se han obtenido con los roedores, se invita a seguir esta línea de investigación para determinar la relación que tiene la ingesta de vitamina A durante el embarazo con las funciones cognitivas de los bebés y cuando estos alcancen la edad adulta. De momento y en los roedores, se constata que la falta de vitamina A se asocia a la función cognitiva deteriorada, ahora será cuestión de esperar a que se realicen los estudios oportunos para verificar si ocurre lo mismo en los seres humanos.

La deficiencia de vitamina A se produce sobre todo en los países en vías de desarrollo, está provocada por seguir una dieta pobre en alimentos que la contienen, por ejemplo las verduras de hoja verde, las patatas, las zanahorias, etc., es una vitamina liposoluble que además necesita contar con un nivel de grasas y proteínas adecuado para que pueda metabolizarse, la limitación de la dieta en estos países hace, por tanto, que sea más fácil sufrir carencia de esta vitamina.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la deficiencia de vitamina A provoca problemas de visión y desarrollo en los niños, pero no se había estudiado hasta la fecha como podría afectar al feto en desarrollo un nivel reducido de vitamina A durante la gestación. Podéis consultar los resultados de la investigación en este artículo de la revista científica Journal of Nutritional Biochemistry

Foto | Colin Dunn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...