La exposición prenatal a la contaminación podría desencadenar asma en el niño

Recientes estudios han encontrado al analizar la sangre del cordón umbilical de niños nacidos en la ciudad de Nueva York, que un nuevo marcador biológico, una alteración epigenética en el gen ACSL3, está asociado con la exposición prenatal a los hidrocarburos policícliclos aromáticos, los cuales son creados producto de la combustión incompleta del carbono que contienen combustibles como la gasolina.
Este hecho, incrementaría las posibilidades de que el niño desarrolle asma en la infancia.
Enterate de los fundamentos de este estudio en este post.

Mucha atención a las madres que manejan automóviles con las ventanas del coche abiertas por zonas de alto tránsito, ya que la contaminación del tráfico podría causar cambios genéticos en el útero, los cuales incrementarían el riesgo de que le bebé tenga asma, esto según unos investigadores de los Estados Unidos, que hicieron estudios en la sangre del cordón umbilical de los niños de la ciudad de Nueva York.

Las ciudades más contaminadas representarían más riesgos para las madres embarazadas y sus hijos, de contraer asma.

Las ciudades más contaminadas representarían más riesgos para las madres embarazadas y sus hijos, de contraer asma.

Ellos encontraron evidencia de un posible nuevo marcador biológico, una alteración epigenética en el gen ACSL3,  que está asociado con la exposición prenatal a los hidrocarburos policícliclos aromáticos ( en inglés PAHs), los cuales son creados producto de la combustión incompleta del carbono que contienen combustibles como la gasolina.

Los niveles de los hidrocarburos policiclicos aromáticos en áreas de alto transito son elevados, y la exposición a estos hidrocarburos ha sido relacionada con algunas enfermedades como el cáncer y el asma en la niñez.

Las conclusiones de este estudio, publicadas el 16 de febrero en la revista PLoS One, ofrece una pista potencial para predecir el asma relacionada con el medio ambiente en los niños, particularmente aquellos que nacen de madres que viven en áreas de alto tránsito, esto según los investigadores de la Universidad de Cincinnati y del Mailman School en Salud Publica de la Universidad de Columbia.

Los cambios epigenéticos pueden interrumpir el normal funcionamiento de los genes, afectando su expresión pero no causando cambios estructurales o mutaciones en los mismos.

La contaminación por tráfico cada vez aumenta en las ciudades más industrializadas, conllevando problemas de salud como el asma adquirido en el periodo prenatal.

La contaminación por tráfico cada vez aumenta en las ciudades más industrializadas, conllevando problemas de salud como el asma adquirido en el periodo prenatal.

«Nuestra información soporta el concepto de que la exposición ambiental puede interactuar con los genes durante periodos de desarrollo clave para provocar enfermedades más adelante en la vida, y esas molestias están siendo reprogramadas para convertirse en anormales después», esto fue lo que declaró la autora de este estudio Shuk-mei Ho, directora del departamento de Salud Ambiental y directora del Centro de Genética Ambiental en una nota de prensa.

Si los resultados que se han encontrado ahora, son confirmados en el futuro, los cambios en el gen ACSL3 pueden ofrecer un nuevo marcador biológico para la detección temprana del asma relacionado con la contaminación.

«Entender la predicción temprana del asma, es una importante área de investigación porque representa potenciales objetivos clínicos para intervenir a tiempo», declaró la co autora Dr. Rachel Miller, directora del Columbia Center para Salud Ambiental de niños en el Mailman School de Salud Pública.

Foto 1 de Daveness_98

Foto 2 de MK Media Productions

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...