La exposición al dióxido de nitrógeno durante el embarazo afecta a la capacidad de atención de la descendencia

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos del ISGlobal, la exposición al NO2 en el embarazo afecta a la capacidad de atención de la infancia. Según el análisis de los datos, a los 4-5 años de edad los niños sufren un retraso de dos meses su capacidad de atención.

Contaminación ambiental

Expertos del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) han realizado un nuevo estudio en el que se concluye que la exposición al dióxido de nitrógeno durante el embarazo afecta a la capacidad de atención de la descendencia. Como sabemos, este instituto ha desarrollado varias investigaciones durante los últimos años, cuyos resultados muestran los efectos negativos que tiene la contaminación ambiental en las mujeres embarazadas y en sus hijos, de ahí que continuamente recomienden que se trabaje con más énfasis para reducir los niveles de contaminación ambiental.

En este nuevo trabajo se demuestra que la exposición ambiental durante el embarazo y tras el nacimiento al dióxido de nitrógeno (NO2), uno de los principales contaminantes resultantes de los procesos de combustión a altas temperaturas, como los que se dan en los vehículos a motor que funcionan con combustibles fósiles, provoca que los niños tengan mermada su capacidad de atención a los 4 y 5 años de edad.

Según los investigadores, se ha demostrado que la exposición a la contaminación ambiental provoca problemas en el desarrollo cognitivo, pero se han realizado pocos estudios que evalúen su asociación con la capacidad de atención de los niños, este es uno de ellos. La investigación, enmarcada en el Proyecto INMA-Infancia y Medio Ambiente ha evaluado la capacidad de atención, ha analizado el rendimiento y capacidad de atención de casi 1.300 niños de diferentes localidades españolas desde el periodo prenatal hasta los 4-5 años de edad, estimando la exposición que tuvieron al dióxido de nitrógeno.

Los datos muestran que la exposición al NO2 durante el embarazo, y en menor medida durante la etapa postnatal, se relacionaba con un retraso en la capacidad de atención de unos dos meses. Esta asociación se manifestó de un modo similar en las localidades en las que se llevó a cabo el estudio, aunque se apunta que afectaba más a las niñas que a los niños. Esta investigación está en línea con otra enmarcada en el proyecto BREATHE, en la que se concluía que la exposición diaria al carbono elemental y al dióxido de nitrógeno resultante del tráfico rodado, provocaba una disminución en la capacidad de atención infantil.

Los expertos comentan que se desconoce el impacto clínico de esa falta de atención, pero es posible que pueda tener implicaciones para toda la población debido a la exposición generalizada. Por tanto, el resultado es una nueva evidencia de lo peligrosa que es la contaminación y lo necesario que es actuar de forma urgente contra este problema a fin de evitar que los niños vean mermada su capacidad de aprendizaje y atención.

Son muchos los estudios que demuestran todos los problemas de salud que provoca la contaminación, sin embargo, las soluciones que se pueden adoptar se introducen muy poco a poco. Por ejemplo, ahora ya contamos con coches eléctricos que no contaminan, pero se hace poco por preparar las infraestructuras para estos vehículos (estaciones de carga), los precios son elevados y las subvenciones reducidas y limitadas, lo que no ayuda a renovar rápidamente el parque automovilístico y frenar de forma significativa la contaminación.

Mientras no se elimine la contaminación o al menos se reduzca significativamente, la salud de los niños y de la población en general estará en un serio riesgo. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Environ Int.

Foto | Thomanication

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...