La exposición a los ftalatos puede estar relacionada con el aborto involuntario

Una nueva investigación demuestra que existe una posible asociación entre el riesgo de aborto involuntario entre las 5 y 13 semanas del embarazo y la exposición a los ftalatos, al menos así se desprende del análisis realizado en 132 mujeres que habían sufrido un aborto espontáneo.

Ftalatos y riesgos para el embarazo

En varias ocasiones hemos hablado de los ftalatos y los riesgos que encierran estas sustancias, están relacionadas con los nacimientos prematuros, pueden elevar la presión arterial de los niños, pueden causar problemas en la salud reproductiva de los bebés, etc. Los ftalatos son sustancias químicas que se emplean como plastificantes, pero también están presentes en muchos productos habituales en un hogar, sobre todo de cosmética. Se han realizado muchos estudios en los que se demuestra que son sustancias peligrosas que pueden provocar cáncer, afectar al funcionamiento de diferentes órganos, etc.

Ahora conocemos un nuevo estudio desarrollado conjuntamente por expertos de varias universidades chinas, en el que se concluye que la exposición a los ftalatos puede estar relacionada con el aborto involuntario especialmente entre las 5 y 13 semanas del embarazo. El estudio tenía como cometido demostrar que la exposición a esta sustancia presente en productos habituales en el hogar, sea de alimentación, cosmética, juguetes, etc., podía tener consecuencias graves para el buen desarrollo del embarazo.

Los resultados no hacen más que reafirmar que es necesario que se dejen de utilizar estas sustancias a fin de preservar la salud de la población. En el caso de Estados Unidos, la preocupación sobre sus posibles efectos para la salud ha facilitado que se prohíban seis de estas sustancias, hay que tener en cuenta que son unos 25 tipos de ftalatos los que utiliza la industria de forma más habitual, por lo que prohibir 6 tipos no es suficiente para preservar la salud de la población.

Lamentablemente muchas de estas variantes de ftalatos se siguen incluyendo como ingrediente en diferentes productos, pinturas, tubos médicos, productos de higiene personal y cosmética o envases alimentarios entre otros. La investigación ha demostrado que la exposición a largo plazo a bajos niveles de ftalatos puede dañar la salud de los animales y provocar que sufran abortos, estos datos se pueden trasladar a los seres humanos. Anteriormente una investigación constató que las trabajadoras de una empresa que estuvieran expuestas a este componente tenían un mayor riesgo de sufrir un aborto involuntario, sin embargo, no hay muchos estudios que muestren evidencias epidemiológicas de los efectos de los ftalatos en el embarazo a través de una exposición no ocupacional.

En el estudio se analizó la orina de 304 mujeres, 132 sufrieron un aborto involuntario y 172 lograron tener un embarazo a término. Los expertos encontraron que la pérdida del bebé se asociaba a un nivel mucho más elevado de metabolitos de ftalatos presentes en la orina, concretamente se encontraron tres tipos (ftalato de dietilo (DEP), ftalato de di-isobutilo (DiBP) y di-n-butil ftalato (DNBP), algo que no se encontró en las mujeres que lograron completar su gestación. Los expertos explican que esto no prueba de forma determinante que la exposición a los ftalatos sea responsable de que las mujeres sufran un aborto involuntario, pero sí sugiere que existe una asociación, lo que obliga a realizar nuevos estudios más exhaustivos, si se lograra demostrar de forma determinante que los ftalatos son responsables del riesgo de aborto, posiblemente los organismos reguladores y de salud de muchos países tomarían medidas para prohibir estas sustancias.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica ACS Environmental Science & Technology.

Foto | Arwen Abenstern – KWP

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...