La dieta de los padres afecta a la inmunidad de la descendencia

Una investigación australiana muestra que existe una clara relación entre la dieta antes y durante el embarazo y la inmunidad en la descendencia. Aunque este estudio ha demostrado la relación en el reino animal, los expertos creen que los datos se pueden trasladar al ser humano, siendo otra evidencia más que apoye la necesidad de seguir durante el embarazo una dieta sana y equilibrada.

Alimentación en el embarazo

Una investigación realizada por expertos de la Universidad de Sídney (Australia), concluye que la dieta de los padres afecta a la inmunidad de la descendencia. En este estudio los expertos realizaron una revisión de 38 artículos científicos, un metaanálisis que ha mostrado que la respuesta inmunológica intergeneracional se mantiene a pesar de que los hijos sigan en su vida una dieta normal.

Los estudios se realizaron con todo tipo de animales, incluidos roedores, primates y aves, demostrándose que existe una estrecha relación entre la dieta y la inmunidad en todo el reino animal, además, se constata que una mala nutrición de los padres puede afectar de forma negativa a la descendencia en muchos rasgos, incluida la resistencia a determinadas enfermedades. Se considera que los resultados obtenidos podrían ser relevantes para la especie humana, siendo otra evidencia más que apoye la necesidad de seguir una dieta sana y equilibrada durante el embarazo.

Los autores de este trabajo, la doctora Catherine Grueber de la Escuela de Ciencias Veterinarias, y Stephen Simpson, de la Facultad de Ciencias de la Vida y del Medio Ambiente, explican que los efectos de una dieta parental sobre la inmunidad pueden ser heredados y se mantienen en la descendencia a corto plazo. Ahora siguen con la investigación a través de una serie de pistas a fin de descubrir exactamente por qué ocurre esto y si las consecuencias podrían ser a largo plazo. Otro aspecto en la investigación es averiguar si es posible revertir en la descendencia este problema siguiendo a largo plazo una dieta saludable.

A lo largo de los últimos años hemos conocido estudios con seres humanos que muestran la implicación que tiene la dieta antes del embarazo y durante el embarazo en la descendencia. La alimentación es capaz de modificar el ADN de los futuros bebés, condiciona el estado de salud de la descendencia, puede causar problemas como el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) en los bebés, causar obesidad intergeneracional y así un largo etcétera.

Son muchas las evidencias que demuestran que es necesario seguir una dieta saludable antes y durante el embarazo a fin de que los futuros bebés se desarrollen correctamente y no sufran problemas como los citados. Si en futuras investigaciones se demuestra que la dieta materna también tiene implicaciones en la inmunidad de la descendencia (algo con toda probabilidad), será otro argumento más a añadir para que las madres sean conscientes de lo importante que es cuidar la alimentación.

Estaremos atentos a los nuevos resultados que proporcionen los expertos, de momento, podéis conocer todos los detalles de este trabajo a través de este artículo publicado en la revista científica Science.

Foto | кофе

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...