La diabetes gestacional puede incrementar el riesgo de enfermedad cardíaca

Una investigación estadounidense ha relacionado la diabetes gestacional y el riesgo de sufrir en un futuro aterosclerosis y problemas como una enfermedad cardíaca. Ante estos resultados y a fin de preservar la calidad de la salud, es importante intentar reducir los factores de riesgo de sufrir diabetes gestacional antes del embarazo.

Enfermedades en la mujer

Una investigación desarrollada por expertos de Kaiser Permanente concluye que la diabetes gestacional puede incrementar el riesgo de enfermedad cardíaca en las mujeres, así como aumentar la posibilidad de que se sufra aterosclerosis temprana, antes de que se desarrolle un síndrome metabólico o diabetes del tipo 2. El estudio se ha extendido a lo largo de 20 años, los expertos analizaron los datos de 898 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y 30 años que dieron a luz en una o más ocasiones.

Antes de dar a luz se realizaron las pruebas oportunas para detectar la presencia de enfermedades metabólicas o diabetes, tras dar a luz se siguió controlando periódicamente la aparición de estos problemas de salud durante los 20 años siguientes. Como sabemos, la diabetes gestacional es un problema que aparece durante el embarazo, debido a que el páncreas no produce las necesidades de insulina que tiene el organismo. Esta hormona permite procesar el azúcar en sangre para convertirlo en energía o almacenarlo en forma de grasa. A consecuencia de la carencia de insulina se produce un aumento de la glucosa en sangre (azúcar) dando lugar a la diabetes gestacional.

Los expertos explican que haber padecido diabetes gestacional, es un factor de riesgo de sufrir aterosclerosis temprana en las mujeres de mediana edad. Esta enfermedad es la forma más común de arteriosclerosis y se caracteriza por el depósito y la infiltración de sustancias lipídicas (grasas) en las paredes arteriales, pudiendo causar problemas graves como los accidentes cardiovasculares, un ataque cardíaco, etc.

Por esta razón, en la investigación también se midió el espesor de la pared de la arteria carótida tras el embarazo y en cuatro ocasiones más, hasta que las mujeres alcanzaron una edad comprendida entre los 38 y los 50 años. Además de realizar las mediciones de glucosa en sangre y la presión arterial, tuvieron en cuenta otras variantes como la raza, el Índice de Masa Corporal (IMC) o el número de nacimientos. En el estudio se dividió a las participantes en dos grupos, las que desarrollaron diabetes gestacional y las que no desarrollaron la enfermedad. En el tiempo de estudio se detectó que el primer grupo había sufrido un incremento del espesor de las paredes arteriales de 0’023 mm, algo que no ocurrió en el segundo grupo.

Como decíamos, se habían tenido en cuenta otros factores como la subida de glucosa en sangre antes del embarazo, la raza, la obesidad, etc. Estos factores no se relacionaron con este incremento del espesor de las paredes arteriales. La conclusión es que los antecedentes de diabetes gestacional pueden influir en el desarrollo de la aterosclerosis, antes de que aparezcan enfermedades metabólicas o diabetes, problemas también relacionados con las enfermedades coronarias.

Por tanto, si conocemos los factores de riesgo de la diabetes gestacional, es fácil deducir qué pautas se deben seguir para prevenir este problema de salud, control del peso, disfrutar de una dieta sana y equilibrada antes y después de la concepción… con ello se logrará reducir el riesgo de diabetes gestacional y el riesgo de sufrir en un futuro enfermedades como la aterosclerosis. Podéis conocer más detalles de esta investigación a través del artículo publicado en la revista científica médica Journal of the American Heart Association.

Foto | Mbaylor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...