La depresión postparto es distinta a otros trastornos depresivos

Una investigación demuestra que la depresión postparto es distinta a otros trastornos depresivos, el cerebro se comporta de un modo diferente, por lo que es necesario que las mujeres que sufren esta dolencia reciban un tratamiento que se adapte específicamente a ella, y no como ha estado ocurriendo hasta la fecha, que ambos tipos se han tratado con los mismos fármacos.

Depresión postparto

Según un estudio desarrollado por investigadores estadounidenses, franceses y canadienses, la depresión postparto es distinta a otros trastornos depresivos, sin embargo, el tratamiento que se recibe para tratar estas dolencias es el mismo. Mediante pruebas realizadas con resonancias magnéticas funcionales, se ha constatado que el cerebro de los pacientes se comporta de un modo diferente dependiendo de si se sufre una depresión postparto o un trastorno depresivo grave, por lo que quizá el tratamiento que reciben las mujeres que sufren depresión postparto podría no ser eficaz.

Hasta un 20% de las mujeres que han dado a luz pueden sufrir depresión postparto, sus síntomas son muy similares a los de cualquier otra depresión, pero ello no quiere decir que sean dolencias que deban recibir el mismo tratamiento, sobre todo después de haberse constatado que el cerebro se comporta de un modo diferente. De hecho, hay que recordar que varias enfermedades tienen síntomas muy similares, a pesar de que son originadas por microorganismos distintos, recibiendo tratamientos diferentes.

El embarazo provoca muchos cambios hormonales, cambios que reconfiguran el cerebro de la futura mamá para prepararlo para la crianza del bebé. En algunos casos estos cambios afectan al comportamiento de las mujeres provocando que sufran depresión postparto. Se han metido en un mismo saco los diferentes tipos de depresión, los expertos explican que se ha pasado por alto que la maternidad puede cambiar la configuración cerebral y se ha olvidado examinar la neurobiología de la salud mental, así como las posibles enfermedades mentales que se inician con la maternidad.

Los síntomas de la depresión postparto son: problemas para concentrarse, tristeza, nerviosismo e inquietud, agitación, etc., síntomas similares que se producen en otros trastornos depresivos graves que se producen en edad adulta. Los investigadores han constatado que la actividad neuronal es diferente y citan como ejemplo la actividad de la amígdala cerebral, estructura cuya función principal es integrar las emociones con los patrones de respuesta correspondientes. En las personas que padecen ansiedad y depresión, esta estructura aparece en un estado hiperactivo, en cambio, en las mujeres que sufren depresión postparto, su actividad es mucho menor.

Los resultados de esta investigación deberían plantear un análisis del problema y encontrar el tratamiento más adecuado para la depresión postparto, seguir tratando esta dolencia como cualquier otra depresión no tiene sentido, sobre todo sabiendo que son problemas distintos y que los fármacos quizá no hagan el mismo efecto. Es necesario entender cómo actúan los trastornos de esta dolencia a nivel neurobiológico para poder desarrollar un tratamiento más efectivo que permita mejorar la salud de la madre y de la familia en general, ya que esta depresión no afecta únicamente a la mujer, el resto de miembros de la familia sufren las consecuencias de la dolencia, como por ejemplo la dificultad de crear vínculos afectivos con los hijos.

Según explican aquí, sorprende saber que los investigadores explican que apenas se han realizado estudios sobre la ansiedad o depresión postparto, apuntando que sólo existe una veintena de investigaciones, algo que no tiene sentido teniendo en cuenta que hasta un 20% de las mujeres embarazadas pueden sufrir este problema. En fin, esperamos que a partir de esta investigación se desarrollen otras que permitan diferenciar mejor la depresión postparto de otros tipos de depresión y a partir de los resultados, se presenten tratamientos más eficaces.

Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Trends in Neurosciences.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...