La delgadez extrema y la obesidad son factores de riesgo durante el embarazo

Siempre se habla de los riesgoso que puede llegar a ser afrontar un embarazo cuando se tiene sobrepeso o se padece de obesidad, pero la realidad es que resulta igual de peligroso que la mujer atraviese ese embarazo cuando su peso está por debajo de su peso ideal y manifiesta una delgadez extrema. Un nuevo estudio es el que ha confirmado que el peso bajo de la madre también es motivo de una gran cantidad de complicaciones durante el embarazo.

Es sabido que las mujeres obesas corren muchos riesgos, tanto durante el embarazo, como durante el parto y en lo referente a la salud de su bebé, pero según se sabe gracias a una nueva investigación en la que participaron unas 3.016 mujeres embarazadas, la delgadez es igual de peligrosa. Dentro del grupo de mujeres 168 de ellas tenía delgadez extrema, 2.597 tenía un peso normal y luego 251 manifestaban obesidad grave o mórbida, como se la conoce.

Las madres con obesidad demostraron tener una especial tendencia a desarrollar hipertensión y diabetes mellitus y de colonización por estreptococo grupo B. Por lo general ese tipo de mujeres precisan un control mucho más frecuente y en general hay que inducirles el parto o practicarles una cesárea electiva para evitar que tanto ella como su bebé corran peligro, ya que en muchos casos se deben practicar de urgencia por graves complicaciones. Los niños de esas mujeres puede sufrir acidosis en el nacimiento, macrosomía fetal o mortalidad perinatal.

Las mujeres embarazadas con un peso demasiado bajo, a su vez, corren el riesgo de padecer oligohidramnios, que es una peligrosa disminución en la cantidad de líquido amniótico, y en la mayoría de los casos niños con bajo peso al momento de nacer. No se descubrió diferencia significativa entre casos de partos prematuros en relación al peso de la madre, para ambos grupos el peligro de tener un niño antes de tiempo fue igual de frecuente.

Los investigadores indican:

“Las madres con obesidad severa o mórbida presentan un riesgo mayor de resultados adversos y mortalidad perinatal, por lo que deberían recibir consejos sobre cómo reducir peso y reconocer los signos de alerta temprana de posibles complicaciones”… “Sin embargo, tanto este grupo como el de las mujeres con bajo peso deben ser considerados como de ‘alto riesgo’”… “estos resultados justifican la necesidad de asesoramiento antes del embarazo y podrían ser un argumento convincente para la modificación del peso”…“El estudio demuestra el mayor riesgo de embarcarse en un embarazo en situación de obesidad severa o mórbida y también de bajo peso”.

Vía | Rosario 3
Foto | Blogbebés

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...