La colina en mujeres embarazadas con COVID-19 protege el cerebro del futuro bebé

Una investigación determina que los suplementos de colina en mujeres embarazadas que han contraído el COVID-19, puede proteger el cerebro del futuro bebé, sin embargo, no se ha demostrado que el virus pueda afectar al feto en desarrollo y los estudios existentes hablan de partos prematuros, pero sin resultados concluyentes.

Colina en el embarazo

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de los departamentos de Psiquiatría, Obstetricia y Ginecología del Campus Médico Anschutz de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), la colina en mujeres embarazadas con COVID-19 protege el cerebro del futuro bebé. Recordemos que la colina es un nutriente esencial agrupado con las vitaminas del grupo B, que está implicado en el desarrollo del sistema nervioso fetal, la síntesis de componentes que forman parte de las membranas celulares, la memoria, etc.

El estudio tenía el objetivo de determinar si unos niveles más altos de colina en el embarazo podrían proteger el cerebro en desarrollo del feto incluso si la madre había sido infectada con el coronavirus SARS-CoV-2. La verdad es que es un estudio que nos sorprende, sobre todo porque existe mucho desconocimiento en relación a los problemas que pueda provocar el COVID-19 en el embarazo, los pocos estudios que se han realizado han apuntado una mayor tasa de nacimientos prematuros, pero esto podría no tener nada que ver con la infección.

Pero tampoco se sabe si el COVID-19 causa problemas durante el embarazo, o si afecta a la salud del bebé después de su nacimiento. Ha habido un pequeño número de problemas reportados, como nacimientos prematuros de bebés cuyas madres tuvieron resultados positivos de COVID-19 durante el embarazo. Pero estos problemas pueden no estar relacionados con la infección de la madre. ¿Cuál es el motivo del estudio?, ¿se ha encontrado alguna relación entre la infección en el embarazo y problemas con el desarrollo cerebral de los fetos?

Los resultados de la investigación sugieren que los bebés de madres que tenían infecciones virales y niveles más altos de colina, tenían una puntuación más aceptable en un cuestionario de conducta infantil denominado IBQ-R de 3, que analiza el nivel de actividad, la tranquilidad, el miedo, el malestar, la sonrisa y risa, y la capacidad de orientación, en comparación con las mujeres embarazadas que habían sufrido la infección del coronavirus y tenían menores niveles de colina. Pero es que, sin la infección, también se producen resultados similares, recordemos que según esta revisión realizada por investigadores estadounidenses, la colina debe formar parte de los suplementos prenatales, ya que se trata de un nutriente esencial para el buen desarrollo del cerebro del futuro bebé.

Los resultados de este estudio sugieren que los niveles más altos de colina durante la gestación, podrían ayudar a proteger el cerebro en desarrollo del futuro bebé, incluso si la madre contrae el COVID-19 al inicio del embarazo, pero la verdad es que no se ha probado si el virus afecta al cerebro fetal, se podría decir que es un estudio rebuscado con el propósito de citar el SARS-CoV-2. Son varios los estudios que han demostrado que la deficiencia de colina en el embarazo puede afectar al desarrollo cerebral del feto, independientemente de si la madre está sana o ha sufrido la infección del coronavirus.

En fin, como han comentado muchos investigadores, se desconocen muchos aspectos del virus y es necesario realizar todo tipo de investigaciones, este estudio respalda la importancia de la colina, pero no es determinante para asegurar que protege al feto en desarrollo a pesar de que la madre tenga coronavirus, podéis conocer todos los detalles de este trabajo a través de este artículo de la revista científica Journal of Psychiatric Research.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...