¿La cafeína es segura para las mujeres embarazadas?

Un nuevo estudio determina que la cafeína no es segura para las mujeres embarazadas, se trata de una revisión de varios estudios y metaanálisis cuyo resultado no ha sido bien recibido por la Asociación Nacional del Café (NCA) de Estados Unidos.

Cafeína y embarazo

Recientemente se ha publicado una revisión o metaanálisis de las investigaciones relacionadas con las pautas del consumo de cafeína en las mujeres embarazadas, y según sus resultados, las mujeres embarazadas no deben consumir cafeína. Esta conclusión es rechazada tajantemente por la industria del café y concretamente por la Asociación Nacional del Café (NCA), que asegura que se trata de una revisión defectuosa que va en contra de décadas de investigación científica independiente, donde se ha demostrado que el consumo moderado de café no se asocia con mayores riesgos para la salud del feto o la mujer durante el embarazo.

Lo que comenta la NCA no es del todo cierto, existe documentación científica a favor, pero también mucha en contra, hay estudios que han determinado que el consumo de café durante el embarazo, puede provocar diferentes problemas, por ejemplo, incrementar el riesgo de tener un bebé con bajo peso o que el futuro bebé pueda sufrir daño hepático. Hay estudios que advierten sobre el riesgo de leucemia en los bebés si se consumen más de dos tazas diarias durante la gestación, otros restan importancia y aseguran que no hay ningún problema (los menos).

Lo cierto es que hay estudios de antaño que no deberían ser considerados, sea porque han sido subvencionados por la industria del café u otra relacionada con las bebidas con cafeína, por resultados no fiables, ya que no se poseían los conocimientos o tecnologías de hoy en día, etc. Se entiende que la NCA rechace las conclusiones de la investigación publicada en la revista BMJ Evidence Based Medicine porque atenta a sus intereses, pero no puede obviar que existe mucha literatura científica advirtiendo de los riesgos del consumo de cafeína durante el embarazo.

La NCA comenta que la cafeína es segura para las mujeres embarazadas y la investigación publicada,, va en contra de las recomendaciones de la Sociedad Americana del Cáncer, que entre otras cuestiones concluye que el consumo de café está asociado con varios beneficios para la salud, incluyendo un menor riesgo de cáncer de endometrio y otros, pero nosotros añadimos que en relación al embarazo, esta sociedad proporciona poca información. Los autores de la investigación explican que la cafeína es una sustancia que crea hábito si se consume a diario, por lo que es necesario que las mujeres embarazadas reciban asesoramiento basado en las últimas evidencias que muestran los potenciales daños de la cafeína.

Para determinar si el consejo actual proporcionado por el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y otras organizaciones, asegurando que las mujeres embarazadas pueden consumir de manera segura hasta 200 mg de cafeína, o unas dos tazas de café al día, los investigadores analizaron 48 estudios observacionales y metaanálisis de los últimos 20 años, sobre el consumo de cafeína por mujeres embarazadas, cabe decir que se trataba de trabajos fiables que se realizaron según los procedimientos científicos.

Los expertos encontraron que 32 de los 37 estudios observacionales analizados apuntaban un riesgo significativamente mayor relacionado con la cafeína para los fetos, otros 10 sugirieron asociaciones no concluyentes. Por otro lado, 14 de 17 metaanálisis concluían que el consumo de cafeína materna se asociaba con un mayor riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal, bajo peso al nacer y mayor riesgo de sufrir leucemia aguda infantil.

Los investigadores reconocen que su trabajo se basa en datos observacionales, por lo que no pueden respaldar la causalidad, pero lo cierto es que son muchos los estudios que cuestionan la cafeína, por lo que, aunque no existe causalidad, sí invitan a realizar un nuevo estudio cuya finalidad sea demostrarla. En definitiva, la NCA trata de defenderse con mentiras y estudios dudosos, pero lo que en realidad hace es poner en marcha la maquinaria científica para arrojar todavía más luz sobre la relación entre el consumo de cafeína y el embarazo.

Foto | Jen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...