La cafeína en el embarazo se asocia al aumento de peso en la infancia

Según los resultados de un estudio noruego, abusar de la cafeína durante el embarazo está asociado a un mayor riesgo de que los bebés aumenten de peso al cumplir un año. A mayor cantidad de cafeína, mayor es el riesgo de que la descendencia sufra sobrepeso u obesidad a los ocho años.

Cafeína en el embarazo

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos del Instituto Noruego de Salud Pública (NIPH), la cafeína en el embarazo se asocia al aumento de peso en la infancia. En este estudio se examinaron los datos sobre la ingesta de cafeína de 50.943 madres, cotejando los resultados con el aumento de peso de sus bebés en la infancia, y mostraron que existía una correlación ascendente entre el consumo de cafeína de las madres y el aumento de peso de la descendencia.

En comparación con las mujeres que consumieron menos de 50 miligramos de cafeína durante el embarazo, las que consumieron una media de entre 50 y 199 miligramos diarios tenían un 15% más de probabilidades de tener un bebé que aumentase de peso en exceso al cumplir un año. El aumento de peso se incrementaba de forma paralela al aumento del consumo de café o bebidas con cafeína, con una ingesta de entre 200 y 299 miligramos de cafeína al día, los bebés tenían un 22% más de probabilidades de aumentar de forma excesiva de peso, y si la ingesta superaba los 300 miligramos diarios, el riesgo se disparaba hasta un 45%.

Los investigadores comentan que los niños que aumentan excesivamente de peso al cumplir un año tienen más riesgo de sufrir obesidad en la infancia. Estos resultados apoyan las recomendaciones sobre la limitación del consumo de cafeína durante el embarazo, establecido en menos de 200 miligramos, aunque viendo los resultados podríamos pensar que lo ideal sería reducir la limitación a menos de 50 miligramos para minimizar el riesgo de que el bebé tenga exceso de peso, por lo que los expertos van más allá y consideran que lo mejor es evitarla completamente.

Los investigadores explican que es importante que las mujeres embarazadas sean conscientes de que la cafeína no está sólo presente en el café, puede estar en otras muchas bebidas, por lo que irremediablemente y sin saberlo, pueden estar consumiendo dosis excesivas que conducirán a un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad en la descendencia. Los investigadores comentan que, de momento, no existe ninguna investigación que establezca de forma definitiva un nivel seguro en el consumo de cafeína durante el embarazo, por lo que quizá es inteligente aplicar el principio de precaución y evitarla.

Hay que tener en cuenta que otros estudios han determinado que la cafeína pasa rápidamente a través de la placenta y se ha relacionado con un mayor riesgo de aborto espontáneo y un desarrollo fetal restringido. En estudios con animales se ha determinado que la exposición a la cafeína de los fetos durante el embarazo, podría contribuir al aumento excesivo de peso, ya que la cafeína puede alterar el control del apetito en la descendencia y alterar las áreas cerebrales que están implicadas en la regulación del crecimiento y el metabolismo.

Por último, otra de las conclusiones del estudio es que la exposición elevada durante el embarazo a la cafeína se asociaba con un aumento de peso más rápido desde la infancia hasta los ocho años. Aunque lamentablemente, en este caso los expertos sólo tenían datos de la estatura, peso y crecimiento de un 23% de los niños, por lo que sería necesario realizar un nuevo estudio para poder contar con datos más completos.

De todos modos, los resultados iniciales bastan para determinar que es preferible evitar la cafeína durante el embarazo, pero los expertos apuntan que según sus encuestas, más de tres cuartas partes de las mujeres embarazadas consumen algo de cafeína, por lo que es necesario recordarles que deben moderar su consumo a fin de reducir el riesgo del aumento de peso en exceso en la descendencia.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica BJM.

Foto | Johannes Rost

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...