La artritis reumatoide mejora con el embarazo

Enfermedades reumatoides

A través de la Sociedad Española de Reumatología podemos saber que enfermedades como la artritis reumatoide pueden mejorar durante las semanas del embarazo, algo que facilita suspender durante la gestación el tratamiento contra esta enfermedad. La artritis reumatoide es una enfermedad cuya característica principal es la inflamación crónica de las articulaciones, algo que deriva en una destrucción progresiva de éstas provocando diferentes grados de incapacidad o deformidad. Los medicamentos consumidos bajo prescripción médica están destinados a reducir la sintomatología antes descrita, sin embargo, el embarazo se podría considerar un “medicamento” ya que hasta el 70% de las embarazadas que padecen esta enfermedad, no necesitan recibir el tratamiento, al menos temporalmente.

Con la gestación mejora la artritis reumatoide, pero con otro tipo de enfermedades como por ejemplo las espondiloartritis, enfermedades también inflamatorias autoinmunes que afectan a la columna vertebral y a las articulaciones sacroilaicas, durante el embarazo la enfermedad empeora y se pueden producir síntomas postparto. En el caso de la esclerodermia localizada, enfermedad crónica de carácter autoinmune caracterizada por alteraciones vasculares, fibrosis, etc., la enfermedad no empeora durante el embarazo pero es obligado mantener un control metódico de la tensión arterial. Con esta enfermedad puede haber un aumento de los partos prematuros con bebés de bajo peso. En definitiva, dependiendo de la enfermedad reumática los riesgos se mantienen, se incrementan o reducen como en el caso de la artritis reumatoide.

Los especialistas del SER (Sociedad Española de Reumatología) indican que en general, las mujeres que tienen enfermedades reumatoides, deben planificar el embarazo a fin de poder tener un control absoluto de la enfermedad, para ello nada mejor que acudir a una consulta preconcepcional con el reumatólogo y el obstetra, de este modo se puede establecer un perfil de los riesgos y en consecuencia desarrollar un método de actuación específico durante el embarazo. Si por el contrario se persigue no concebir un bebé a causa de la enfermedad, los especialistas indican que los métodos anticonceptivos actuales son seguros para la mayoría de pacientes, estos métodos no alteran la enfermedad, pero serán los especialistas los que aconsejen cómo y cuándo utilizarlos, en aquellas etapas o periodos de inmovilización quizá sea conveniente evitarlos.

Sobre este tema hay mucho que destacar, a pesar de que los especialistas indiquen que en el caso de la artritis reumatoide, esta enfermedad mejora con el embarazo, cada caso es un mundo y es necesario consultar al especialista. En este artículo de la SER, nos hablan de la planificación del embarazo en mujeres con enfermedades reumáticas, nos proporcionan recomendaciones sobre los procedimientos a seguir, los tratamientos existentes dependiendo del tipo de enfermedad y cómo seguirlos para minimizar los posibles riesgos para los futuros bebés. Tener una enfermedad reumática no impide poder concebir un bebé, siempre que se adopten las pautas facilitadas por los especialistas.

Foto | Serenityphotographyltd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...