La anemia en el embarazo duplica el riesgo de mortalidad materna

Sufrir anemia severa durante el embarazo aumenta hasta el doble el riesgo de mortalidad materna durante las semanas de gestación o en la primera semana tras el parto, así se concluye en un estudio que tenía el objetivo de demostrar dicha relación. Lamentablemente, al tratarse de un estudio observacional y a pesar de los resultados, no se ha podido demostrar la causalidad entre la anemia severa y la mortalidad materna.

Anemia en el embarazo

Sobre la anemia durante el embarazo ya hemos hablado en otras ocasiones, destacando que la causa más frecuente para sufrirla es la falta de hierro (anemia ferropénica o ferropriva), elemento necesario para la formación de la hemoglobina que, a su vez, es necesaria para la formación de glóbulos rojos o hematíes. Pero también es posible sufrir anemia si se tiene un nivel muy reducido de ácido fólico, aunque no es de esto de lo que queremos hablar.

Hoy conocemos un estudio desarrollado por expertos de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido) en el que también han participado investigadores españoles del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública y la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Ramón y Cajal, en el que se concluye que la anemia en el embarazo duplica el riesgo de mortalidad materna, sea durante el embarazo o en la primera semana tras el parto.

Como decíamos al principio, la falta de hierro impide que se puedan producir glóbulos rojos o hematíes, esta condición afecta, según los expertos, a unos 32 millones de mujeres embarazadas en todo el mundo, principalmente a las que viven en países en vías de desarrollo. Curiosamente, a pesar de que se trata de un problema que se puede tratar fácilmente, hasta la fecha los métodos existentes no han podido solucionarlo. Por eso, los investigadores consideran que es necesario abordar el problema desde un punto de vista multidisciplinar, en el que estén implicados los profesionales de salud y todas aquellas personas y organismos que puedan actuar en la prevención de la anemia, gobiernos, organismos de salud, empresas, etc.

Los investigadores comentan que la anemia en el embarazo es un problema médico común que puede afectar a las mujeres independientemente del nivel económico del país en el que residan, aunque la verdad es que tienen mayor riesgo las mujeres que viven en países con economías deprimidas. Para este trabajo se recopilaron los datos de 312.281 mujeres embarazadas procedentes de 29 países de África, América Latina, Mediterráneo oriental, Pacífico occidental y sudeste asiático.

De este grupo de mujeres se seleccionaron 4.189 que sufrían una anemia grave y 8.218 mujeres que no tenían anemia. En anteriores estudios se había sugerido que la anemia estaba asociada a la mortalidad, pero se apuntaba que podrían existir otras razones clínicas que no estuvieran directamente relacionadas con la enfermedad. En esta investigación se han considerado los factores que influyen en el desarrollo de anemia en el embarazo como, por ejemplo, las pérdidas de sangre o sufrir enfermedades como la malaria. Controlando estos factores se ha constatado que el riesgo de mortalidad materna es el doble en las mujeres con anemia severa.

Los expertos comentan que esta relación se ha constatado en distintas áreas geográficas y utilizando diferentes métodos estadísticos, lo cual prueba que existe una relación independiente entre la anemia severa y la mortalidad materna. Los resultados de la investigación serán de interés para definir las políticas en salud en todo el mundo, ya que se ha proporcionado una evidencia científica sobre lo importante que es la prevención y el tratamiento de la anemia en el embarazo mediante los suplementos, la alimentación con alto contenido en hierro, la mejora de la atención prenatal en áreas rurales, el mejor acceso a los servicios de transfusión, etc.

A pesar de los resultados, los expertos explican que el estudio tiene limitaciones, algo lógico, ya que se trata de un estudio observacional, por lo que no se puede demostrar la relación causal entre la anemia severa y la mortalidad materna, ya que podían entrar en juego otros factores que influyeran en la mortandad. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la Universidad Queen Mary de Londres y en este otro publicado en la revista científica The Lancet Global Health.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...