La amniocentesis

La amniocentesis es una técnica utilizada para determinar posibles malformaciones fetales o ciertos defectos genéticos o cromosómicos tales como el Síndrome de Down.

El procedimiento consiste en atravesar el abdomen, el útero y la placenta de la mujer con una aguja muy fina, con el fin de extraer las células fetales contenidas en el líquido amniótico, las cuales serán analizadas en laboratorio.

Por medio del ultrasonido, se determina previamente la posición exacta del feto y de la placenta para no dañarlos durante la extracción del material.

Generalmente se realiza entre las semanas 15 y 18 para el caso de la determinación de posibles enfermedades genéticas o en las etapas finales del embarazo para determinar si los pulmones están maduros, para detectar la anemia fetal o incompatibilidad del grupo sanguíneo, y así poder predecir posibles problemas al momento del nacimiento.


La técnica, supone un mínimo riesgo de infecciones o de abortos espontáneos, por lo que no se la indica como simple rutina, sino en aquellos casos en que se justifique asumir esos riesgos, tales como cuando la mujer es mayor de 35 años, ya que el riesgo de tener un hijo con Síndrome de Down se cuadriplica con la edad, en el caso de tener en la familia antecedentes de niños con enfermedades cromosómicas o con defectos en el tubo neural entre otras indicaciones.

Foto | c0cOOn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...