Jamón serrano en el embarazo

Jamón serrano en el embarazo

Un grupo de investigadores del Teica (Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico) y la Universidad de Granada, están desarrollando un estudio que pueda demostrar que el jamón serrano en el embarazo es un alimento apto y adecuado para contribuir en el desarrollo del bebé sin temor a que pueda estar presente el parásito causante de la toxoplasmosis durante su proceso de curación.

Como sabemos, la toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito denominado Toxoplasma Gondii, parasito asociado a los alimentos cárnicos crudos especialmente procedentes del cordero o del cerdo, de ahí el estudio sobre el jamón serrano en el embarazo. En principio, una pata de jamón cruda tendría posibilidades de ser parasitada, pero el proceso de curación al que se someten los jamones desvincularía el alimento con la enfermedad.

De momento, siempre será preferible aplicar el principio de precaución y esperar a que sean ofrecidos los resultados de la investigación, pero para ello todavía deberán pasar un par de años. Además, deberíamos añadir que será interesante contar con otros estudios paralelos que puedan respaldar las conclusiones en el caso de desvincular claramente el jamón serrano y el riesgo de toxoplasmosis, recordemos que en varias ocasiones hemos podido conocer estudios cuyas conclusiones han negado los resultados de unas investigaciones preliminares.

Es evidente que el jamón serrano ofrece beneficios nutricionales muy interesantes, aporta elementos y proteínas muy beneficiosas para el organismo, posee pocas grasas y contiene grandes cantidades de vitaminas y minerales. Si el riesgo de la toxoplasmosis se elimina completamente, posiblemente sería uno de los alimentos recomendados en la dieta del embarazo.

El proyecto de investigación para garantizar la salubridad del jamón serrano en el embarazo cuenta con 400.000 euros de presupuesto y dos años de trabajo. Lo dicho, de momento es preferible adoptar el principio de precaución y evitar correr riesgos innecesarios con el alimento en cuestión, recordemos que el parasito de la toxoplasmosis es capaz de atravesar la placenta y causar daños graves al futuro bebé.

Vía | Granada Digital
Foto | Gastronomía & Cía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...