Invertir en esto es lo mejor que puedes hacer estando embarazada

La dulce espera trae consigo una variedad de molestias y cambios físicos que puedes hacer más llevaderos con algunos de estos objetos o servicios. ¡Vive tu gestación de una forma placentera!

Invertir en esto es lo mejor que puedes hacer estando embarazada

El embarazo es una época que trastoca varios aspectos de la vida. Los cambios no se limitan a lo físico, sino también a lo anímico y emocional. Para que la llegada de tu bebé sea una experiencia totalmente placentera, considera comprar algunos objetos que te ayuden a sobrellevar los síntomas, e invertir en ciertos cuidados que te hagan lucir hermosa y saludable en todo momento.

Invierte en esto y vive tu embarazo tranquila

Cuando estamos en la dulce espera, nos enfocamos en adquirir decenas de artículos para el bebé. La ropa, la canastilla, los chupones y todo lo demás, pero hay otras cosas que deberíamos incluir a la lista para hacer más fácil y llevadera esta etapa. Si bien no puedes saltarte todas las incomodidades, puedes reducir los efectos de muchas, así que ¡A tomar nota!

  • Aceite de coco. Aplicándolo en tu piel evitarás la aparición de estrías, y en tu rostro minimizarás las ojeras. Para el cabello también es un gran aliado, puesto que repara todo lo dañado, y es excelente para humectar los labios. Como si fuera poco, fortalece tu sistema inmune y te “blinda” frente a las infecciones. Además, puede controlar la náusea matutina, la acidez y la constipación. En cualquier caso, consulta al especialista antes de emplearlo para asuntos médicos.
  • Masajes corporales. Hay al menos 11 clases de masajes para embarazadas. Sus beneficios son tan notorios, que querrás reservar tu cita hoy mismo. Sentirás cómo tu cuerpo se relaja por completo, mejorarás la circulación y evitarás la retención de líquido. Si es tu pareja quien te los da, estarán reforzando su unión y añadiendo placer a la rutina. La única consideración a tener en cuenta, es hacerlos después del tercer meses de gestación. Tu médico podrá orientarte más sobre este aspecto.
  • Fajas spanxs: Son un artículo recomendable para las mujeres que están entre la semana 25 y 30 del embarazo, que es cuando se experimentan mayores molestias en la región pélvica y púbica. Te ayudarán a diezmar la pesadez en la región inferior de tu abdomen, así como los dolores de espalda al caminar o cambiar de posición. Escoger la que se adapte a ti es sencillísimo. Debe cumplir los siguientes requisitos: ser específicamente para embarazadas, y corresponder a tu talla y medidas. Asegúrate de que puedes respirar profundo y sentarte sin sentir molestias.
  • Almohadas con forma de U. Su popularidad se basa en que ayudan a descansar cuando se está de lado, la mejor postura para dormir durante la gestación. Suelen “envolver” tu cuerpo prestándote el apoyo que necesitas y resguardándote de las magulladuras. La única desventaja es que dificultan su manejo por su tamaño, y ocupan buena parte del espacio del colchón.

Un poco de tiempo para ti

Inscribirte en una clase de pilates estaría genial, porque te permitirá mejorar tu respiración, tu postura, la calidad del sueño y el riego sanguíneo. Además, aumentará tus niveles de resistencia, evitará la aparición de varices, te relajará, fortalecerá los músculos pélvicos y acelerará tu recuperación tras el parto.

Tómate un tiempo para consentir tus pies con una pedicura. Si te duelen, las molestias afectan otras partes del cuerpo como las rodillas, espalda, cadera o tobillos y, por supuesto, no quieres eso. Una tarde de pedicura te subirá los ánimos, beneficiará tu circulación y la oxigenación de todo tu organismo. La retención de líquidos es una pesadilla para las embarazadas, pero puedes corregirla con este pequeño mimo. Otros de sus beneficios son la liberación de toxinas, la hidratación de tu piel y la desinflamación.

Permítete tener un embarazo lleno de buenas experiencias aprovechando estos trucos, y si quieres ir más allá, considera añadir una banda para el vientre para que puedas seguir usando algunos de tus pantalones habituales, caramelos especiales para las náuseas, aceite de limón, también para controlar las ganas de vomitar, y un calzador, para que no tengas inconvenientes a la hora de ponerte tus zapatos. Hay mil artilugios más. Investiga y no dejes que nada perturbe tu embarazo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...