Insomnio durante el embarazo

Insomnio durante el embarazo

El sueño ocupa un lugar importante en nuestra vida ya que pasamos un tercio de ella durmiendo, dormir es necesario puesto que durante el sueño se restablecen las funciones físicas y psicológicas esenciales para poder estar a pleno rendimiento durante el periodo de vigilia. La necesidad de sueño en un adulto se sitúa entre las siete y las nueve horas diarias con marcadas diferencias individuales.

En cuanto a las mujeres embarazadas casi todas tienen problemas para dormir bien durante su embarazo, les cuesta dormirse, se despiertan varias veces durante el sueño y se levantan más cansadas.

Existen varios motivos que pueden provocar el insomnio en el embarazo, la hormona que causa fatiga durante el día también puede impedir el sueño nocturno, la dificultad para encontrar una postura cómoda para dormir, tener que levantarse varias veces a orinar durante la noche, son factores que pueden provocar insomnio durante el embarazo. El estrés, el escaso ejercicio físico, dietas inadecuadas, consumo de cafeína, dolores de espalda, congestión, gases, náuseas, calambres en las piernas…

El insomnio es el más común de los trastornos del sueño y abarca una amplia variedad de quejas que reflejan insatisfacción ante la duración del sueño, poca eficiencia, o baja calidad del mismo. Algunas personas manifiestan dificultad para conciliar el sueño en el momento de acostarse (insomnio de inicio), otras en los despertares durante la noche (insomnio de mantenimiento) y otras en el despertar precoz de la mañana, (insomnio de última hora). En todos los casos provoca somnolencia, fatiga y cansancio durante el día.

Muchas embarazadas tienen problemas para dormir debido a que sufren sueños muy vividos, eso es normal ya que el embarazo puede llegar a ocupar todos sus pensamientos, la ansiedad provocada por el embarazo y futuro parto puede llevar a experimentar pesadillas con mayor frecuencia.

El insomnio durante el embarazo provoca fatiga, irritabilidad y disminución del rendimiento, falta de concentración, provoca que se desarrollen hábitos de sueño poco adecuados como pasar demasiado tiempo en la cama, horarios irregulares de sueño-vigilia, dormir durante el día…  El insomnio puede llegar a desesperar, provocando a veces automedicarse siguiendo consejos de conocidos algo que jamás debe hacerse se esté embarazada o no.

Para solucionar el insomnio durante el embarazo se pueden seguir unas pautas como;

  • Mantener horarios regulares para acostarse y levantarse.
  • Que las condiciones de la habitación sean óptimas sin ruidos y con un buen colchón y almohada.
  • Utilizar la cama sólo para dormir, no para leer ni ver la tele ni usar el ordenador.
  • Mantener buenos hábitos de alimentación.
  • Desarrollar una rutina antes de acostarse como darse una ducha o beber un vaso de leche tibia, escuchar música suave que es muy beneficioso para el bebé.
  • No tomar ningún tipo de estimulantes como la cafeína o el alcohol perjudiciales para el embarazo.
  • No te quedes en la cama despierta si no consigues dormir levántate  y haz algo relajante en otra habitación como leer y cuando te sientas cansada acuéstate de nuevo.
  • Evitar dormir boca arriba, mejor dormir de lado a ser posible sobre el lado izquierdo para mejorar la presión arterial y ayudar a reducir la hinchazón de los pies.
  • Usar almohadas para elevar la parte inferior de su cuerpo o para soportar el peso de la barriga.
  • Evite beber mucho líquido en las horas previas a irse a dormir.
  • Practique técnicas de relajación como el Shiatsu durante el día.

Vía| www.nacersano.org
Foto| Iuri Fernandes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...