Infecciones durante el embarazo

Las enfermedades infecciosas contraídas durante el embarazo, pueden comprometer el curso del mismo y la salud de tu bebé.
Enfermedades como la rubéola o la varicela, que son comunes y benignas si las contraes durante la infancia, contraídas durante el embarazo pueden traerles problemas congénitos al bebé o provocarte un aborto.
Conoce en este artículo más de estas enfermedades infecciosas que pueden alterar tu embarazo y a tu bebé. Aprende además como las puedes prevenir.

Durante toda tu vida, estás expuesta a infecciones que provocan enfermedades comunes, tales como la varicela, rubéola, sarampión, etc.; enfermedades transitorias, que en general cursan sin mayores complicaciones.

Pero esto cambia, si contraes o estás expuesta a las infecciones durante el embarazo, ya que son enfermedades que ponen en riesgo la continuidad del mismo y en otros casos el normal desarrollo o la vida de tu bebé.

Cuídate de las enfermedades infecciosas durante tu embarazo

Cuídate de las enfermedades infecciosas durante tu embarazo

Posiblemente, ya de niña, hayas desarrollado inmunidad contra estas enfermedades, que suelen darse con frecuencia durante la infancia, por lo que sería muy raro que te enfermes durante el embarazo. No obstante, si nos has tenido la enfermedad o no has desarrollado inmunidad porque nunca has estado expuesta al virus, entonces se podría decir que tienes que tener mayores cuidados, para evitar contraerlas.


La mejor prevención, sabemos que es la vacunación, pero las vacunas para este tipo de enfermedades eruptivas, no son seguras aplicarlas cuando la mujer ya estás embarazada, por los posibles riesgos o efectos secundarios que la vacuna le puedan causar tanto a la madre como al bebé, por lo que no se recomienda aplicarlas durante el embarazo.

Pero si planeas quedarte embarazada, sí es aconsejable, que si no estás vacunada por ejemplo contra la rubéola, te apliques esta vacuna.

Otra forma de prevenirlas, aunque más difícil (ya que cuando la persona manifiesta la erupción, ya ha estado contagiando), es evitando el contacto con las personas enfermas, ya que las mismas, se trasmiten por contacto directo, por estornudos o gotas de saliva.

Mujer en su etapa final de embarazo

Mujer en su etapa final de embarazo

Otra de las enfermedades peligrosas para la mujer en gestación, es la toxoplasmosis, la cual es trasmitida por gatos que tienen o son portadores de la enfermedad o por verduras mal lavadas o por carnes mal cocidas, que estén contaminadas con el toxoplasma gondii, agente causante de esta enfermedad.

No se trata de deshacerse de los gatos de la casa, ya que la toxoplasmosis, al contrario de los que muchos piensan, no se contagia por tener contacto directo con el gato, ya que solo se trasmite a través de su materia fecal, al margen de que no todos los gatos tienen la enfermedad, o son portadores de este parásito.

Por lo que si estás embarazada, evita tener contacto con las deposiciones de tu gato, por ejemplo si tienes que limpiar la bandeja sanitaria, que otra persona lo haga o de lo contrario, toma la precaución de colocarte guantes para hacerlo.

También utiliza guantes cuando realices las tareas de jardinería, convierte en un hábito su uso y no los escojas de tela (lona o algodón) si vas a manipular sustancias química, son consejos que te darán en un máster de jardinería y evita comer huevos o lácteos sin pasteurizar.

La rubéola, la varicela, el sarampión y la toxoplasmosis, son las enfermedades infecciosas más serias, si la desarrollas durante el embarazo, por ello es importante que las conozcas, y que conozcas como prevenirlas.

Fotos de diluvi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...