Importancia de un parto a término

Semanas del embarazo

Para aquellas mujeres que optan por un parto inducido o por una cesárea sin que se complete en su totalidad el proceso de embarazo, es interesante que tengan en cuenta el nuevo estudio desarrollado por especialistas de la Universidad de Michigan (Estados Unidos). Los investigadores explican que un parto establecido entre las 37 y las 41 semanas del embarazo se considera normal, pero la investigación determina que los niños nacidos entre las 37 y las 38 semanas tienen un peor desarrollo que los que nacen en las dos semanas posteriores, algo que podría derivar en algún tipo de problema o retraso.

Por esta razón hay que considerar la importancia de un parto a término, con un embarazo sin problemas ni complicaciones hay que evitar las cesáreas electivas o cesáreas sin motivo, dejando que la gestación se desarrolle con normalidad y esperando que llegue el momento de parto, truncar este proceso aunque sea por poco tiempo se traduce en posibles riesgos para el bebé.

Para llegar a esta conclusión, los especialistas realizaron una serie de pruebas a un grupo de 1.562 bebés con 18 meses de edad de Chile, posteriormente cotejaron los resultados con las semanas de gestación transcurridas hasta el momento del parto, en todos los casos los niños nacieron a término y el promedio de peso fue de 3 kilos. Hasta ahí todo correcto, sin embargo, se comprobó que por cada semana adicional que los bebés estaban en el vientre materno, en la prueba de desarrollo mental que realizaron los investigadores, se mostró un ligero aumento de la puntuación cifrada en 0’8 puntos. Hablando de psicomotricidad, ocurría lo mismo, cada semana adicional se asociaba a un incremento de 1’4 puntos.

Como hemos indicado, todos los niños habían nacido dentro de la normalidad establecida y su peso era satisfactorio, aparentemente se diría que todo ha transcurrido con normalidad, sin embargo, las pruebas delatan que cada semana cuenta. A todo esto hay que añadir que los resultados permanecieron invariables, sin influencias por el nivel socioeconómico de la familia, el sexo u otros parámetros. Esta información se da a conocer y se orienta especialmente a aquellas madres estadounidenses que se plantean el parto inducido, parece ser que es una tendencia al alza que se ha incrementado en un 40%, volviéndose algo habitual.

Este tipo de “partos tempranos” afectan al desarrollo cerebral y así se determina en el estudio, también hay que decir que no todos los bebés que nacieron un poco antes tuvieron ese ligero retraso, el resultado del estudio es a nivel general, a nivel individual aparecen excepciones. Pero nunca se sabe a quién le puede tocar, por lo que para mejor seguridad y un correcto desarrollo, es preferible dejar que el embarazo llegue de forma natural a término. También hay que decir que en este estudio no se han tenido en cuenta otras variables importantes, como por ejemplo la exposición al nivel de plomo, elemento que como sabemos está relacionado con diferentes problemas en los bebés.

Parece evidente que se deben realizar nuevos estudios teniendo en cuenta más variables, aunque se ha relacionado una mejor respuesta de los bebés nacidos más tarde, no se ha establecido la causalidad. De todos modos estos primeros datos invitan a que se permita el desarrollo y finalización del embarazo de forma natural, las madres que se planteen un parto o cesárea inducida deberían aplicar el principio de precaución para garantizar que el bebé nace en perfectas condiciones y con un desarrollo totalmente satisfactorio. Podéis conocer más detalles del estudio a través del artículo de Carilion Clinic.

Foto | Salimfadhley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...