Hormona Gonadotropina Coriónica Humana

En este post, conoceremos más de la gonadotropina coriónica humana, la hormona del embarazo.
Conoceremos sus funciones y características.
Además hablaremos de las demás hormonas presentes en la mujer embarazada.

La Gonadotropina Coriónica Humana, es la hormona del embarazo

La Gonadotropina Coriónica Humana, es la hormona del embarazo

Seguramente la hayas escuchado nombrar, pero ¿sabes que es la hormona Gonadotropina Coriónica Humana (hCG) y cómo incide en el embarazo?

Esta hormona, presente en la mujer embarazada, desde el inicio mismo de su embarazo, es la encargada de proteger al cuerpo lúteo produciendo progesterona, luego de producida la concepción y luego tendrá la función de proteger al feto durante toda la gestación, pero sobre todo durante el primer trimestre de embarazo, que es el de mayor riesgo. La misma, es sintetizada por la placenta.

Los tests de embarazo, tanto los caseros como los de laboratorio, se basan en la presencia de esta hormona, para determinar si una mujer está o no embarazada.

La hormona puede encontrarse tanto en sangre como en orina.


Si estás embarazada, tus niveles de hCG, serán superiores a 5 mIU/ml, en la primera semana de la concepción.

A medida que los niveles de la hormona aumentan con el correr de los días, se suelen intensificar los síntomas de embarazo, como por ejemplo las náuseas matinales.

Los niveles de la misma, son capaces de duplicarse o triplicarse en unos pocos días, alcanzando su pico máximo entre el segundo y tercer mes de embarazo, para luego a partir de allí, estabilizarse.

Además a esta hormona, se la suele utilizar en caso de: esterilidad masculina y femenina, como tratamiento en caso de sangrado excesivo durante la menstruación, en caso de amenaza de aborto y en las técnicas de reproducción asistida, entre otros usos médicos. La misma generalmente es aplicada en forma inyectable.

Otras hormonas se encuentran presente en las embarazadas, ellas son:

Lactógeno de la Placenta Humana (HPL): hormonas producida por la placenta, que asegura el correcto desarrollo fetal y prepara las glándulas mamarias para la lactancia, al igual que la Prolactina.

Estrógeno: se forma en los ovarios y placenta y son responsables de las características sexuales femeninas.

Progesterona: se sintetiza en ovarios y placenta, tiene la función de engrosar el útero, para contener al óvulo fecundado.

Calcitonina: conserva el calcio y promueve la síntesis de vitamina D.

Tiroxina: necesaria para el desarrollo del sistema nervioso del bebé.

Relaxina: prepara el cervix y los músculos pélvicos de la mujer para el momento del parto

Eritropoyetina: contribuye a la formación de glóbulos rojos.

Insulina: ayuda al bebé a acumular los nutrientes en su cuerpo y a regular los niveles de glucosa.

Todas ellas son muy importantes y cada una cumple un rol determinante en el mantenimiento saludable del embarazo y en el crecimiento fetal.

Foto: daniel.julia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...