Hiperemesis gravídica

vómitos en el embarazo

La hiperemesis gravídica es una enfermedad que afecta sobre todo a las madres primerizas y se caracteriza por la persistencia de los vómitos desde que se inicia el embarazo hasta los dos meses y medio de gestación.

No se conoce a ciencia cierta cómo se origina la hiperemesis gravídica y a que se deben los vómitos, aunque se creé que posiblemente la causa se halla en el cambio hormonal que sufre el organismo, el aumento de los niveles de la hormona gonadotropina coriónica humana, el estradiol o la progesterona serían la causa.

Las consecuencias de la persistencia de los vómitos son principio de deshidratación y en consecuencia la pérdida de potasio o sodio en el organismo, como consecuencia añadida se produciría una pérdida de peso que podría llegar al 5% del peso corporal.

La hiperemesis gravídica afecta a un 1% de los embarazos y aunque no es una enfermedad grave, es bastante molesta ya que los vómitos son persistentes, pudiendo llegar a alargarse durante todo el día e impidiendo que la futura mamá pueda realizar una dieta normal.

Ante la persistencia de los vómitos y la sospecha de los especialistas, se realizan distintas pruebas para determinar si existe hiperemesis gravídica, pero ante todo se constata la posible deshidratación. También se realizan pruebas complementarias para comprobar si la futura mamá sufre hipotensión o taquicardia. El tratamiento de la enfermedad es bastante sencillo, este se basa en la corrección de la deshidratación sufrida a través de sueros a fin de normalizar los niveles de las sales que antes hemos mencionado, potasio, sodio, etc.

Aunque también se dan algunos casos graves en los que llega a ser necesaria la hospitalización de la futura mamá, ya que si no se logran frenar los vómitos reiterados, puede terminar siendo un grave riesgo para el futuro bebé y para la madre.

Las comidas que debe realizar la futura mamá deben ser frecuentes y siempre en pequeñas dosis, también se aconseja disfrutar de alimentos como las galletas (alimentos secos) como una medida para aliviar las náuseas. Tomar alimentos ricos en vitamina B6 ayuda a reducir las náuseas, aunque los especialistas recomiendan la moderación y no exceder los 100 mg diarios de esta vitamina contenida en alimentos como los cereales listos para comer, los garbanzos cocidos, etc.

Ante vómitos persistentes, es preferible acudir al especialista para conocer si se trata de las náuseas y vómitos habituales que suelen aparecer en el embarazo, o por el contrario si se trata de hiperemesis gravídica.

Más información | MedLine Plus
Foto: sylvaine thomas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...