Sangrado durante el embarazo ¿debo preocuparme?

Cuando hablamos de las hemorragias vaginales o, lo que es lo mismo, el sangrado durante el embarazo, la sombra del aborto espontáneo planea sobre casi todas las mujeres. Cierto es que el sangrado puede ser signo de que se ha producido un aborto, aunque pueden haber otras causas probables. Eso sí, de lo que no hay duda es que cuando una embarazada mancha, su cuerpo la está avisando de que algo no marcha bien. Es muy importante, por lo tanto, acudir al ginecólogo para que se determine con exactitud la causa de las complicaciones y se le ponga remedio.

Acude a tu ginecólogo al menos signo de preocupación

Cuando hablamos de las hemorragias vaginales o, lo que es lo mismo, el sangrado durante el embarazo, la sombra del aborto espontáneo planea sobre casi todas las mujeres. Cierto es que el sangrado puede ser signo de que se ha producido un aborto, aunque pueden haber otras causas probables. Eso sí, de lo que no hay duda es que cuando una embarazada mancha, su cuerpo la está avisando de que algo no marcha bien. Es muy importante, por lo tanto, acudir al ginecólogo para que éste determine con exactitud la causa de las complicaciones y les ponga remedio. No hay que olvidar que son muchas las embarazadas que sufren sangrados durante el primer trimestre de gestación sin por ello perder al bebé. Eso sí, volvemos a repetir que en todo caso debes mantenerte bajo supervisión médica constante.

Como venimos diciendo, durante el primer trimestre puede producirse un sangrado normal que indique el cambio del cuello uterino. Esto es, el cuello se prepara para el parto. Por otro lado, la hemorragia también puede indicar que el embrión se está adheriendo al revestimiento del útero. Lo que llamamos un sangrado por implantación, y que no suele ser peligroso a menos que se sufran espasmos abdominales. El aborto espontáneo también es causa probable de sangrado durante los primeros tres meses.

Después del primer trimestre es esencial acudir al médico si se produce cualquier hemorragia, ya que cuanto más avanzado esté el embarazo menos normal es la sangre. Además de un aborto espontáneo, otra de las complicaciones que pueden presentarse en una infección del cuello uterino así como una insuficiencia cervical, lo cual quiere decir que el cuello se abre antes de tiempo, pudiendo producirse un parto prematuro. También puede pasar que estemos ante una abrupción placentaria o, lo que es lo mismo, un desprendimiento de la pared del útero antes del parto. Por otro lado, puede producirse lo que se llama placenta previa y que supone una gran cantidad de sangrado a causa de que ésta se ha adherido demasiado bajo en el útero. En todos los casos, se debe acudir inmediatamente a los servicios de urgencias o a tu ginecólogo.

En ocasiones es bueno guardar reposo absoluto

Si se ha tenido cesárea antes, puede ocurrir que en la útima etapa del embarazo se produzca una ruptura uterina de los puntos de sutura. Esto es un problema bastante grave, por lo que debes estar al tanto. Sin embargo, no todo debe ser angustia y preocupaciones. El sangrado puede producirse una o dos semanas antes de la fecha oficial del parto, lo cual quiere decir que el cuerpo de la mujer se está preparando para dar este paso. Sea como fuere, lo que tienes que hacer es cuidar de tu salud y de la de tu bebé, siempre siguiendo las incicaciones de tu médico.

Fuentes: bebesyembarazos.com; nacersano.org

Embarazada por seanmcgrath en Flickr

Reposo por Daquella Manera en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...