¿Has pensado en congelar tus óvulos? Hasta esta edad puedes hacerlo

La fertilidad comienza a decaer a partir de los 36. Congelar tus óvulos antes de los 35 aumenta las probabilidades de éxito

Hasta cuando puedo congelar mis ovulos

¿Congelar óvulos a los 40? Es posible, pero quizás no la mejor opción. La reserva ovárica es finita y no debe esperarse hasta última hora para preservar la fertilidad. La capacidad reproductiva de la mujer comienza a decaer a partir de los 36 años. De allí que congelar los óvulos antes de los 35 aumenta las probabilidades de éxito. Ésta no es una receta única, pero sí la más recomendada por los especialistas.

“Cuanto más joven, mejor”, exclaman muchos doctores en fertilidad ¿La razón? Una mujer nace con todos los óvulos u ovocitos que tendrá en su vida e irá liberando a partir de la pubertad. Cuando se llega a los 35 años de edad se han perdido la mayor parte de ellos, alrededor del 90% según datos de investigación. Cerca de los 40 disminuye la cantidad y también la calidad.

La ciencia y la tecnología han avanzado mucho en esta área, pero hay condiciones que respetar. Los óvulos de mujeres mayores de 35 años traen consigo ciertos riesgos. Al igual que los embarazos a avanzada edad son propensos a “dar” bebés enfermos o con malformaciones. Por tanto, los médicos establecen como edad límite para congelar óvulos de buena calidad los 35 años y no los 40.

Reloj biológico en pausa

Congelar o vitrificar los óvulos es una opción para toda mujer que desee preservar la fertilidad, independientemente de la edad. Al ser descongelados, los ovocitos conservan la edad reproductiva de cuando se extrajeron. Pero ¿en qué consiste el proceso de vitrificación? ¿Cuántos óvulos es necesario congelar? ¿Cuándo y cómo serán utilizados? ¿Se corren riesgos en el procedimiento?

Es tarea de los especialistas. El proceso inicia con una revisión ginecológica, exámenes de rutina y un perfil hormonal para certificar que se esté en condiciones. Consiste en un tratamiento hormonal que dura de 10 a 12 días y que asegura la producción de varios óvulos en este tiempo. Un ciclo normal arroja un óvulo, en casos excepcionales dos o tres, pero las inyecciones de hormonas ayudan a que sean mayores las probabilidades.

El tratamiento es seguido por el médico que realiza ecografías cada dos o tres días, hasta concebir óvulos maduros y de buen tamaño. Cuando están listos son extraídos a través de una punción por vía vaginal. Es un proceso rápido y sencillo, sin embargo se realiza en un quirófano y bajo sedación para garantizar la salud de la mujer y la conservación de sus óvulos.

Cuidados y probabilidades de embarazo

Puede darse el caso de mujeres que sufren el síndrome de hiperestimulación ovárica, cuyos efectos secundarios son la distensión abdominal y retención de líquidos. Se produce durante el tratamiento por una combinación de niveles elevados de estradiol en la sangre con la hormona empleada para acelerar la ovulación. Debe ser supervisado por el médico, desaparece con la siguiente menstruación.

En cuanto al número de óvulos a congelar, se recomienda entre 15 y 20 para tener todas las posibilidades de gestación en el futuro. Aunque para ser mamá se necesita solo uno. ¿Cuándo y cómo utilizarlos? Lo primero es decisión de la futura madre. La fecha tope son los 50 años, siempre que la mujer cuente con las condiciones de salud requeridas para gestar.

Una vez descongelados, los óvulos seleccionados son fecundados con el semen de la pareja o donante y transferidos al útero. La transferencia se hace vía inseminación in vitro o de microinyección espermática. Las probabilidades de embarazo son altas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...