Hábitos alimenticios durante la gestación

Hábitos alimenticios durante el embarazo

Generalmente la mayoría de las mujeres cuando inician la gestación se encuentran en un estado nutricional correcto, si dicho estado materno es así bastará con prestar un poco de atención a la dieta alimenticia para tener un embarazo saludable. En cuanto al incremento de peso de la madre será de unos 5 kg que sumados al peso del niño, la placenta y el líquido amniótico llegarán a los 10 o 12 kilos aproximadamente al final de la gestación. En estos baremos por supuesto hay que tener en cuenta la tipología constitucional de cada mujer, evidentemente no puede ganar el mismo peso una mujer que mida 1.56 que una que mida 1.80.

Dentro de los hábitos alimenticios durante la gestación las recomendaciones para el menú habitual de la embarazada son;

Frutas, en todas las comidas debes tomar frutas del tiempo, preferentemente entera, si no te gusta mucho tómala en zumo, la fruta contiene todas las vitaminas hidrosolubles necesarias para la gestante y su hijo, constituye la fuente principal como complemento.

Verduras y hortalizas, junto a las frutas las verduras y las hortalizas son alimentos imprescindibles de todos los días, contienen todos los micronutrientes necesarios y además ayudan al intestino a regularse por su alto contenido en fibra ideal para evitar los problemas de estreñimiento durante el embarazo.

Legumbres, el consumo de legumbres es recomendable en los hábitos alimenticios durante la gestación, hacerlo de dos a tres veces por semana, son un alimento muy energético y el día que las tomes debes restringir cualquier otro que también tenga un nivel calórico alto.

Huevos, toma cuatro por semana, es una cantidad adecuada, si tomas alguno más como algo habitual quizá aumente tu nivel de colesterol, por lo que es recomendable no excederse consumiéndolos.

Pan, arroz y pastas, preferentemente integrales por el contenido en fibra, evita los refinados, el 50 % de los hidratos de carbono que hay que consumir cada día debería proceder de este grupo de alimentos.

Carnes, una vez al día es adecuado, si no te gusta puedes optar por tomar pescado, la carne no ha de ser grasa y preferentemente has de tomarla asada o a la plancha, evita los sucedáneos como las salchichas o las hamburguesas.

Pescados, el pescado constituye la fuente ideal para la obtención de proteínas y además contiene vitaminas y minerales, puedes tomarlo todos los días, azul o blanco.

Embutidos y patés, no son recomendables como alimento cotidiano, su contenido en grasas saturadas es muy alto, por lo que es mejor tomarlo sólo como excepción en alguna ocasión.

Azúcar, limitar el consumo de azúcar refinado dentro de los hábitos alimenticios durante la gestación, las necesidades de azúcares del organismo están cubiertas por los que contienen muchos alimentos.

Aceites, preferentemente de oliva y crudo, el aceite de oliva tiene muchos beneficios para la salud.

Frutos secos, su consumo debe de ser muy limitado por su alto valor calórico.

Leche y derivados, entre medio y un litro de leche al día es adecuado, el queso fresco y el yogur puedes consumirlos en la cantidad que desees, los quesos curados multiplican su valor calórico en comparación con los frescos por lo que su consumo debe de ser limitado.

Foto| teresawer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...