Fumar durante el embarazo incrementa el riesgo de esquizofrenia en la descendencia

Una investigación ha logrado demostrar que existe una relación entre la exposición fetal a la nicotina y la esquizofrenia. Los expertos explican que fumar durante el embarazo puede aumentar hasta en un 38% el riesgo de esquizofrenia en la descendencia, siendo un motivo más para decir ‘no’ al tabaco.

Tabaco en el embarazo

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), concluye que fumar durante el embarazo incrementa hasta en un 38% el riesgo de esquizofrenia en la descendencia cuando los hijos alcancen la edad adulta. Además se ha identificado una correlación entre el grado de exposición a la nicotina durante el embarazo, y el mayor riesgo de que los niños puedan sufrir determinadas enfermedades mentales cuando sean mayores.

Los expertos explican que la nicotina provoca en el cerebro de los fetos trastornos del neurodesarrollo que se manifiestan especialmente en edad adulta. Para llegar a esta conclusión, se analizaron los datos de todos los nacimientos producidos en Finlandia entre los años 1983 y 1998, de ellos, 977 fueron identificados como esquizofrénicos. Analizaron el historial médico desde el embarazo y se comparó con los datos del grupo de control de individuos sanos. Se constató que el 20% de las madres de hijos esquizofrénicos habían fumado durante el embarazo, en comparación con el 14’7% de las madres del grupo de control que habían fumado y cuyos hijos estaban sanos.

En los análisis de sangre que se realizaron a las mujeres embarazadas durante los tres trimestres del embarazo, se identificó el nivel de nicotina para poder determinar el porcentaje de riesgo de sufrir esquizofrenia que tenía la descendencia. Dado el elevado porcentaje en las 977 madres y el reducido porcentaje en el grupo de control formado por miles de nacimientos, se constata la relación entre el tabaco en el embarazo y la esquizofrenia en la descendencia. Ya se sabe que fumar durante el embarazo provoca diferentes problemas de salud en el bebé, como por ejemplo el bajo peso al nacer, modificar la conducta infantil, provocar déficit de atención, alterar el ADN, provocar enfermedades como la leucemia, etc.

Los investigadores comentan que la nicotina atraviesa la placenta y accede al torrente sanguíneo del feto provocando anormalidades en el desarrollo neurológico, por lo que tiene sentido que se manifiesten este tipo de problemas de salud. Lo más importante de esta investigación es que se trata de la primera que se basa en biomarcadores para demostrar que existe una relación entre la exposición fetal a la nicotina y la esquizofrenia.

Los expertos apuntan que los resultados ponen en relieve el valor de la educación en la salud pública, siendo necesario seguir trabajando para conseguir que ninguna madre fume durante el embarazo ante los potenciales riesgos que corre su hijo. Los investigadores consideran interesante analizar la relación que tiene la nicotina con otros problemas como el autismo, el trastorno bipolar u otros problemas psiquiátricos, aunque en este caso se puede citar como ejemplo que ya se han realizado anteriormente estudios que muestran una relación entre el trastorno bipolar en los niños y el hábito de fumar durante el embarazo.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación realizada por la Universidad de Columbia a través de este artículo publicado en la revista científica American Journal of Psychiatry.

Foto| treenabeena

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...