¿Existe relación entre el peso de la mujer antes del embarazo y el metabolismo del bebé?

Una investigación ha querido profundizar en la posible relación entre el peso de la mujer antes del embarazo y el metabolismo del bebé, según los resultados, esta relación no es fruto de un mecanismo intrauterino, siendo la genética o el estilo de vida los principales factores de la asociación.

Obesidad infantil

El año pasado conocíamos esta investigación en la que se concluía que el peso de la madre antes del embarazo podría predecir el peso del bebé al nacer. Expertos de Kaiser Permanente determinaban que tener obesidad antes de la concepción, así como sufrir un aumento excesivo de peso durante la gestación, aumentaba el riesgo de sobrepeso en los bebés a los dos años de edad. Lo cierto es que este no es el único estudio que ha buscado la relación entre la obesidad de la madre antes del embarazo y la obesidad que pueda sufrir la descendencia, cada vez se hila más fino y nuevos estudios profundizan en el tema.

Hoy conocemos una nueva investigación desarrollada por expertos del Reino Unido, Finlandia y Suecia, que tenía el propósito de determinar si existe relación entre el peso de la mujer antes del embarazo y el metabolismo del bebé. Las conclusiones muestran que sí, apuntando que las razones son la genética y el estilo de vida, pero también se ha demostrado que no existen asociaciones maternas particularmente significativas en comparación a la asociación con el padre, por lo que se contradice la posible existencia de un mecanismo intrauterino que influya en esa relación durante el embarazo.

Muchos estudios se han llevado a cabo para determinar el modo en el que la obesidad materna puede influir en la descendencia, los resultados que se han obtenido han servido para que algunos expertos adviertan de la relación, su responsabilidad en la aparición de desórdenes metabólicos en los hijos y en la posibilidad de que se perpetúe la obesidad durante varias generaciones. En este sentido merece la pena retomar la lectura de este post, en el que una investigación mostraba que un embarazo con sobrepeso u obesidad incrementaba el riesgo de que la descendencia sufriera este problema, y el riesgo se multiplica hasta por cinco en la próxima generación. A pesar de los resultados de este último estudio citado, los expertos consideran que se necesitan nuevas investigaciones que puedan fundamentar con más solidez dicha asociación.

En el nuevo estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Bristol se apunta que el Índice de Masa Corporal (IMC) de una mujer antes del embarazo y su relación con las características metabólicas de la descendencia, tiene que ver con el estilo de vida, la genética y el nivel socioeconómico de la familia, descartando que la causa sean una serie de mecanismos intrauterinos que se producen durante el embarazo. Los resultados apuntan más a factores familiares compartidos en el caso de los rasgos metabólicos de la descendencia.

En el estudio se analizaron 5.377 padres y sus respectivos hijos a lo largo de tres generaciones de los tres países participantes en el estudio. Paralelamente se analizaron más de 150 rasgos metabólicos en la descendencia, observando una clara relación con el IMC parental. Pero dado que la asociación con el IMC materno no es significativamente mayor que la asociación con el IMC paterno, se ha descartado el mecanismo intrauterino como responsable de la asociación. En este caso, merece la pena recordar que un estudio realizado en Estados Unidos apuntó que existía una relación entre la obesidad de los padres y los problemas en el desarrollo de habilidades sociales de los niños, así como en la posibilidad de sufrir obesidad.

Por los resultados obtenidos, se puede apoyar la relación entre el IMC paterno y las características metabólicas de la descendencia, sin embargo, se considera que el estudio es limitado, ya que el IMC de cada padre no refleja por completo la complejidad de cada organismo. Una conclusión sólida es la de procurar reducir el IMC de todos los miembros de la unidad familiar como estrategia para mejorar las características metabólicas de los bebés, no centrándose sólo en la obesidad que pueda sufrir la mujer antes o durante el embarazo. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica PLoS Medicine.

Foto | Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...