Exceso de analgésicos durante el embarazo pone en riesgo la salud de la madre y el bebé

Muchas mujeres hacen uso frecuente de analgésicos de venta libre durante su embarazo sin advertir que esto puede repercutir tanto en su salud como en la de su bebé en gestación, como ha indicado un reciente estudio.

Nuevas investigaciones que surgen desde Noruega parecerían demostrar que el uso de ciertos analgésicos durante el embarazo, más precisamente el diclofenac o el ibuprofeno, serían peligrosos tanto para la salud de la madre como para la de su bebé, ya que en un embarazo avanzado se eleva el riesgo de sangrado materno y las posibilidad de que los pequeños desarrollen enfermedades respiratorias como el asma.

Una de las expertas involucradas en la investigación, la doctora Katerina Nezvalova-Henriksen, de la Universidad de Oslo, ha explicado al respecto:

“Si se consideran nuestros resultados (asma infantil y sangrado materno) y los de estudios previos, debería contraindicarse el uso de antiinflamatorios no esteroides (AINE) en el tercer trimestre”…”dada la asociación significativa, aun cuando sea leve, entre el uso de ibuprofeno y diclofenac en el segundo trimestre y el bajo peso al nacer, pero también con el asma en los niños”.

El equipo encargado de las recientes investigaciones estuvo formulado por Nezvalova-Henriksen y trabajó teniendo en cuenta estudios previos que analizaron la relación entre el uso temprano de analgésicos durante el embarazo y los efectos no deseados, teniendo en cuenta además drogas como el naproxeno y el piroxicam.

“A pesar de que el uso de los AINE desde la semana gestacional 28 está contraindicado, el 1,3 por ciento de las mujeres había utilizado alguno de los cuatro AINE durante el tercer trimestre y más de la mitad de ellas comenzó a hacerlo en ese período”…”Ese riesgo asociado con el uso de ibuprofeno y diclofenac podría, por lo menos parcialmente, atribuirse a enfermedades inflamatorias, aunque permaneció, felizmente, dentro del rango normal de riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer”…”Se debería prestar especial atención a las mujeres con enfermedades inflamatorias y musculoesqueléticas porque se desconoce si la relación entre el bajo peso al nacer, especialmente, se debe a la terapia farmacológica o a la enfermedad subyacente”…”Nuestros resultados demuestran que el uso de AINE en el segundo y el tercer trimestre está asociado con un resultado adverso del embarazo”…”Los efectos se extenderían más allá de las primeras semanas o meses de vida”…”la enfermedad subyacente también tendría un papel importante y que optar por no tratar la enfermedad materna no siempre sería la mejor decisión”…”Identificar a las mujeres que pueden desarrollar enfermedades inflamatorias y musculoesqueléticas durante el embarazo o que tienen síntomas que podrían agravarse ayudaría a elegir el tratamiento más seguro para las distintas etapas del embarazo”.

Es de vital importancia que toda mujer embarazada no opte por la tentación de auto-medicarse ante algún problema de salud y en todos los casos realice la correspondiente consulta médica, ya que como se ha demostrado en estos estudios se pone en riesgo tanto su salud como la del niño por nacer a corto y largo plazo.

Vía | Terra
Foto | stephalicious

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...