Estudios para saber si hay riesgos de la posición al dormir en el embarazo

Dormir sobre el lado izquierdo

No nos extrañará que muchas gestantes cambien sus hábitos de sueño tras leer algunos titulares algo alarmantes como que ‘la postura para dormir de la madre condiciona el éxito del parto’, cuando no hay resultados concluyentes de ninguna investigación, sencillamente se están realizando estudios para saber si hay riesgos en la posición al dormir en el embarazo, como podemos leer aquí.

En la revista digital British Medical Journal también se puede consultar la información que anima a realizar estudios para saber si hay riesgos en la posición al dormir en el embarazo, que afecten al futuro bebé, después de que científicos de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) buscara respuesta a si el ronquido, la posición adoptada para dormir u otras prácticas del sueño de la embarazada, tienen relación con el riesgo de muerte fetal tardía.

Los datos obtenidos parten tan solo de 155 mujeres que habían dado a luz a su bebé muerto y 310 mujeres con parto normal. La relación que han hallado en esta escasa cifra de mujeres gestantes es que al dormir sobre el lado derecho o boca arriba se dieron más casos de riesgo de muerte fetal, y los propios investigadores afirman que este es un estudio observacional que no debe alertar a las embarazadas.

No obstante, dan alguna explicación sobre la mejor postura para dormir durante el embarazo para facilitar el flujo sanguíneo tanto para el bebé, como para la futura mamá, siendo sobre el costado izquierdo para que no se vean obstruidas las arterias y las venas por el peso del útero, concretamente, en posición supina o sobre el costado derecho, la vena cava inferior se de la madre la comprime el feto, esta vena que conduce la sangre al corazón ve por lo tanto reducido su flujo, reduciéndose también el oxígeno que reciben los órganos de la madre y en consecuencia, los del bebé por nacer.

Esto podría causar problemas en casos de que el bebé no se esté desarrollando normalmente, pero en principio, según afirma una de las investigadoras, no causaría problemas a un bebé sano y fuerte. De todos modos, se abre una vía para profundizar en estudios para saber si hay riesgos en la posición al dormir en el embarazo que deban sumarse a otros ya conocidos como la obesidad, la edad de la madre, las anomalías congénitas, etc.

Foto | Greensuitcase

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...