Estreñimiento y hemorroides, dos problemas típicos del embarazo

En este post, hablaremos del estreñimiento y de las hemorroides en el embarazo. Dos molestias muy frecuentes y que se pueden prevenir o mejorar siguiendo una serie de recomendaciones fundamentalmente nutricionales.
Conoce en este post, como puedes prevenir e estreñimiento y hemorroides durante el embarazo.

Debido a todos los cambios hormonales, es muy frecuente que durante el embarazo, estés más estreñida de lo habitual, aunque afortunadamente, no todas las mujeres lo experimentan, sí es verdad que el embarazo predispone a ello.

Además de los factores hormonales, el crecimiento del útero que presiona los intestinos, hace que el tracto intestinal, se torne más lento, y esto conlleve al estreñimiento.

Las frutas y verduras te ayudarán con el estreñimiento y las hemorroides

Las frutas y verduras te ayudarán con el estreñimiento y las hemorroides

Existen algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta, sobre todo en lo que a tu dieta se refiere, para tratar de evitar el estreñimiento en el embarazo.

El consumir abundante líquido, sin dudas te ayudará, se aconseja tomar 2 litros diarios de agua, aunque también puedes incluir infusiones (excepto café), caldos y jugos de frutas naturales.


Ingiere muchas verduras y frutas, como kiwi, naranja, ciruela, espinaca, acelga y remolacha, evitando las de acción astringente como la manzana, zanahoria y banana.

Los alimentos ricos en fibras como cereales y arroz integral, suelen ser muy útiles.

Estreñimiento y embarazo, dos molestias típicas del embarazo

Estreñimiento y embarazo, dos molestias típicas del embarazo

Los yogures y leches cultivadas, especialmente las “bio”, también pueden ser de gran ayuda.

El aceite de oliva crudo, también es bueno para combatir el estreñimiento.

El ejercicio moderado, también te ayudará a “mover el intestino”,

En el caso de que el estreñimiento persista o lleves varios días sin conseguir evacuar, es conveniente que lo consultes con tu médico.

Además de las molestias propias del estreñimiento, como dolores de cabeza, pesadez, hinchazón y gases, se le suman los dolores al evacuar, por lo que es común que junto con el estreñimiento, pueden llegar a aparecer, las tan temidas hemorroides.

Las hemorroides son unas dilataciones de las venas del recto, que se ven como un exceso de piel que sale del ano y pueden resultar ser muy molestas, provocando picor, ardor y en algunos casos también dolor.

Para evitar las molestias que provocan las hemorroides, se recomienda cuidar la higiene de la zona, utilizando para ello toallitas húmedas, también son buenos los baños de asiento con agua fría.

No permanecer muchas horas sentada, también te ayudará.

El ejercicio moderado, te ayudará a reactivar la circulación sanguínea, contribuyendo a prevenir o mejorar las hemorroides.

Vienen además unas pomadas para aliviar las molestias, consulta con tu médico para ver si te las puedes aplicar.

En general, éstas, suelen mejorar luego del parto, por lo que no debes preocuparte demasiado por ellas.

Foto 1 de Ron in Blackpool
Foto 2 de kaiowas gina

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...