Esto es lo que le ocurre al pecho durante el embarazo

Estos son los cambios en el pecho de las mujeres embarazadas

Esto es lo que le ocurre al pecho durante el embarazo

El embarazo es una de las etapas más bonitas y emocionantes en la vida de una mujer. Claro que también supone una serie de importantes cambios en su salud, tanto a nivel físico como mental. El útero aumenta de tamaño a medida que se gesta al bebé. En cuanto a los pechos de la futura mamá, durante los nueve meses de embarazo se preparan para la lactancia.

Durante el embarazo el ciclo de renovación de las células internas de los pechos que se realiza en la menstruación se interrumpe. Además, la retirada de la placenta hace que los niveles de progesterona comiencen a descender, iniciándose así la transformación de los pechos para que produzcan leche.

Uno de los principales síntomas de embarazo es precisamente el aumento en el tamaño y en la sensibilidad de las mamas. Durante la gestación los conductos internos de los pechos llevan la leche desde los lóbulos mamarios al pezón, formando así un sistema que alimentará al bebé después de su nacimiento.

Al mismo tiempo, las células productoras de leche, que reciben el nombre de lactocitos, también se empiezan a desarrollar. Otro de los cambios más significativos es que la cantidad de sangre que llega a estas células se multiplica por dos.

Son cambios muy notorios, que dan lugar a importantes síntomas del embarazo, como dolor, hinchazón, hormigueo o pesadez en los senos. Durante el primer trimestre de gestación es completamente normal que los pechos y los pezones tengan mucha más sensibilidad.

En el segundo trimestre las areolas y los pezones aumentan de manera considerable su tamaño. En esta etapa se activan las células encargadas de la producción de la leche. También se inicia la producción de la misma, aunque el propio organismo de la mujer la reabsorbe gracias a las hormonas del embarazo. Los tubérculos de Montgomery, los pequeños bultos que hay alrededor del pezón, se oscurecen y aumentan de tamaño.

Ya en el tercer trimestre las mamas de la futura mamá están perfectamente preparadas para la lactancia. Por esta razón, es normal que durante las últimas semanas de embarazo los pezones empiecen a segregar algo de calostro.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé. La subida de leche tras el parto se da aproximadamente a las 48 días, aunque el periodo de tiempo puede ser mayor si el nacimiento ha sido por cesárea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...